Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Publica la terrible muerte de su bebé y cuenta los peligros de dormirse mientras se da el pecho

Publica la terrible muerte de su bebé y cuenta los peligros de dormirse mientras se da el pechoFacebook

La madre de un bebé recién nacido publicó la terrible muerte de su bebé para evitar que algo así volviera a ocurrir. Kristin se quedó dormida mientras daba el pecho a su bebé en la cama. El pequeño fue cayéndose hasta quedar atrapado bajo las sábanas. Estuvo tanto tiempo sin oxígeno que los médicos no pudieron hacer nada por él.

A tan sólo dos meses de haber dado a luz a su hijo John, Kristin Hoffman tuvo que enfrentarse al terrible y desgarrador momento de despedirse de él. Y todo por un trágico accidente que acabó con su vida, informa Mirror.
Kristin, con vergüenza y mucho dolor, quiso publicar una advertencia en su cuenta de Facebook para advertir a las madres sobre una terrible decisión de la que Kristin se arrepiente. "Me duele muchísimo y me avergüenza lo que sucedió, pero tengo que pedirles a todos que compartan y difundan mis palabras".
Cuenta en la red social que se tumbó en la cama para amamantar a su bebé de siete semanas. Se encontraba muy cansada así que, sin darse cuenta, se quedó dormida. El pequeño se fue cayendo y se quedó atrapado bajo las sábanas.
Cuando llegó su pareja y la despertó, encontraron al niño ya sin vida. "No importa lo cansada que estés como madre, LEVÁNTATE Y VE A UNA SILLA o a algún lugar en el que no te duermas cuando alimentes a tu hijo", escribió Kristin en Facebook.
"Mi precioso hijo se escabulló de mi pecho y se metió entre las sábanas de mi cama el domingo por la mañana temprano. La forma en que lo descubrimos fue una tragedia tan grande que no quiero que le suceda a nadie más".
Los médicos consiguieron revivir a John, pero el pequeño había pasado tanto tiempo sin oxígeno que los padres no tenían otra opción que dejar ir a su bebé.