Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La nieve obliga a cerrar cinco puertos de montaña de la red secundaria

Las primeras nieves del norte de EspañaInformativos Telecinco

La nieve que ha caído en algunas partes de la Península ha obligado a cerrar cinco puertos de montaña de la red secundaria y a usar cadenas en otra veintena, según ha informado la Dirección General de Tráfico (DGT), que ha pedido extremar la precaución sobre todo cuando se circule por carreteras de las provincias de Ávila y Burgos.

En la red principal de carreteras, la nevada complicaba a 11.00 horas la circulación en la N-110 a la altura de Aldeavieja y en El Frenos (Ávila). En esa misma localidad, la nieve presente en la calzada dificultaba el tránsito en la N-502. Mientras en Burgos, había que moverse con precaución en la N-232 en las proximidades de Incinillas.
Por su parte, en la red secundaria, la nieve ha obligado a cerrar los puertos de Las señales (León), Lunada y Estacas de Trueba (Cantabria), La Calahorra (Granada) y La Peña Negra (Ávila). Asimismo, otra en otra veintena de altos en Cantabria, León, Burgos, Huesca, Asturias y Salamanca eran necesarias las cadenas para poder circular.
Ante la presencia de nieve en la calzada, la DGT recomienda encender las luces de cruce, comprobar el funcionamiento del limpiaparabrisas y luneta térmica, evitar aceleraciones y deceleraciones bruscas, así como adelantamientos, mantener la velocidad reducida y tener mucha precaución con la nieve pisada en calzada y transformada en hielo, pues es muy deslizante.
En caso de bloqueo de la carretera por nieve, Tráfico aconseja no adelantar a un vehículo bloqueado por nieve en carretera, sin estar completamente seguro de poderlo hacer, dejando la vía libre después de realizar la maniobra, no pararse nunca en la calzada, no aparcar fuera de la carretera y no abandonar el vehículo más que estando seguro de poder llegar a una casa o refugio para solicitar ayuda.