Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un niño sufre quemaduras en piernas y manos en el incendio de una vivienda en Quintanar del Rey (Cuenca)

Un niño de siete años ha sufrido quemaduras de segundo grado en las piernas y en las manos en el incendio originado en una vivienda situada en la calle San Antón de Quintanar del Rey (Cuenca), según han informado en un comunicado los bomberos del Consorcio Provincial Cuenca 112.
El fuego, que se originó sobre las 11.33 horas, se produjo en la cámara de la vivienda, donde el niño herido se encontraba jugando con un mechero, al parecer, cerca de una botella de alcohol, según las primeras informaciones recabadas en la zona.
Las llamas que fueron de escasa magnitud pudieron ser sofocadas por una de las personas que se encontraba en el inmueble y que al notar el fuego ha usado un extintor de arena para apagar las llamas lo que, según los bomberos, ha evitado una catástrofe mayor ya que en el cuarto había gran cantidad de materiales inflamables como ropa, papel en las paredes y madera del mobiliario.
A pesar de que las llamas fueron extinguidas, los bomberos han accedido a la cámara de la vivienda con mangueras de 25 mm, extintores de polvo y cámara térmica, para refrescar y asegurar la zona y evitar, de este modo, el riesgo de que se puedan avivar las llamas.
Desde el Parque de Motilla se ha movilizado una Bomba Rural Pesada (BRP) con dos bomberos y un jefe de turno y una unidad de mando con el jefe de parque. Además, han intervenido en este siniestro agentes de la Policía Local de Quintanar, la Guardia Civil de Cuenca, una UVI de Motilla del Palancar, el médico de urgencias y el helicóptero medicalizado del Sescam.
El niño fue atendido en un primer momento por personal médico del municipio y posteriormente fue trasladado en helicóptero del Sescam al Hospital La Paz de Madrid con quemaduras de segundo grado en las piernas y en las manos.