Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las radiografías y los análisis son las pruebas más utilizadas de los seguros de salud

Las pruebas que más han utilizado las personas que tienen contratado un seguro de salud han sido las radiografías y los análisis clínicos, según se desprende de un estudio realizado por Mapfre sobre su propia cartera de asegurados de salud.
La radiografía ocupa el primer lugar del ránking. Prácticamente 4 de cada 10 pacientes se han realizado a lo largo del último año una prueba de diagnóstico por imagen, ya sea radiografía, resonancia magnética o ecografía, como paso previo para el tratamiento de una enfermedad o consulta clínica.
El segundo lugar de pruebas más utilizadas lo ocupan los análisis, una prueba que se han realizado más del 37 por ciento de los asegurados. En muchos casos ambas pruebas se solapan, ya que para el tratamiento de determinadas enfermedades es necesaria la realización de más de una prueba clínica.
En cuanto a la especialidad, según el estudio, Obstetricia y Ginecología son las consultas más utilizadas (14%), seguidas por Traumatología (12%). Medicina General seguida de Pediatría y Puericultura son las otras especialidades más demandadas y utilizadas por los clientes.
Tener un seguro de salud privado es una opción cada vez más extendida entre los ciudadanos. Además, este seguro es el más utilizado, ya que 9 de cada 10 asegurados lo usa, al menos, una vez al año y, como media, cada paciente acude a cinco especialistas anualmente.
Las características más valoradas de este seguro son los servicios sanitarios que ofrecen las compañías, la flexibilidad de horarios o el poder elegir a qué profesional o centro dirigirse.