Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las pruebas radiológicas permiten diagnosticar tumores hepáticos vasculares en niños sin necesidad de biopsias

En la mayoría de los casos es posible diagnosticar, sin necesidad de biopsia y con alta fiabilidad, los hemangiomas hepáticos, un tipo de tumor benigno que en los niños puede confundirse con malignos como el hepatoblastoma, pero en el que no está indicada la biopsia por el alto riesgo de hemorragia, según un estudio de la jefa del área de pediatría de American Institute for Radiologic Pathology (AIRP), Ellen M. Chung.
El informe ha sido presentado durante la 'XXVII Edición del Curso Internacional de Correlación Radiopatológica' organizado por la Fundación Española de Radiología y el AIRP, el único curso específico de esta disciplina que se celebra en España.
"Nos encontramos ante uno de esos casos en los que el remedio, la biopsia, puede ser peor que la enfermedad, especialmente en pacientes pediátricos donde las técnicas de imagen juegan un papel fundamental", ha subrayado el secretario de la fundación, el doctor Miguel Ángel López Pino.
Además, "gracias a los estudios de correlación patológica podemos confirmar prácticamente al cien por cien que estamos ante un hemangioma hepático y que lo más conveniente es evitar la biopsia y realizar un seguimiento con ecografías seriadas", añade.
LA CORRELACIÓN RADIOPATOLÓGICA, UNA HERRAMIENTA INDISPENSABLE
Se trata de una disciplina que compara los hallazgos de las pruebas radiológicas con los resultados finales de las biopsias, de la cirugía y de la anatomía patológica para obtener patrones que permitan a los radiólogos identificar características del tumor, como el grado de benignidad o malignidad mediante las imágenes.
Por esta razón, la correlación radiopatológica se está convirtiendo en una herramienta necesaria para predecir las características de los tumores antes de realizar pruebas invasivas como biopsias o intervenciones quirúrgicas.
"Confirmar mediante técnicas de imagen que un niño tiene un tumor benigno en lugar de maligno no solo evita una arriesgada biopsia y orienta al clínico sobre el tratamiento adecuado, sino que descarta mucho antes la presencia de un tumor maligno, lo que, obviamente, reduce sustancialmente la incertidumbre asociada a este tipo de diagnósticos", ha indicado el doctor López Pino.