Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Hallan un roedor en una botella de Dr Pepper después de que un niño bebiera de ella

El abuelo de Kayden, de tres años, no podía imaginarse lo que su nieto encontraría en una botella de Dr Pepper. El pequeño, tras beber el líquido de la botella, se la entregó diciéndole que había visto a un roedor dentro mirándole.

Todo sucedió en Katy, Texas, en EEUU, informa Mirror.co.uk. El abuelo, John Graves, al ver lo ocurrido llevó inmediatamente al niño al médico para que le hicieran análisis de sangre y de orina.
El abuelo subió imágenes a Facebook de la botella, pero muchos usuarios no lo han creído y, además, han acusado a la familia de inventarse al ratón. Uno de ellos dice: “¿Qué clase de rata tiene los ojos amarillos tan detallados como esta? Hay gente que es realmente estúpida”.
Pero la familia Graves insiste en que todo es real y han afirmado que quieren que se le hagan controles al ratón para ver de dónde procede, cómo llegó allí y si hay alguna cuestión médica que tenga que preocuparles.
Dr Pepper, por su parte, ha indicado que están investigando la queja. Han indicado al medio KPRC2 que “lo que nosotros sabemos, según nuestra experiencia y por los controles y salvaguardas que tenemos en nuestras instalaciones de producción, es que es virtualmente imposible que ningún objeto extraño entre en un envase durante el proceso de embotellamiento”.
“Hemos ofrecido enviar un mensajero para recoger el producto y examinarlo en un laboratorio forense externo, pero el consumidor no ha aceptado esta propuesta. Este laboratorio sería capaz de analizar cualquier roedor que se hubiera metido en el producto, determinar cómo entró en el recipiente e incluso inspeccionar el contenido de su estómago". La prueba podría llevar entre seis y ocho semanas para "lograr resultados concluyentes", añaden.
A pesar de que los cuellos de botella pueden parecer estrechos, los  expertos aseguran que eso no sería un problema. El experto en seguridad alimentaria de la Universidad de Houston Jay Neal indica que “un ratón pude colarse por un agujero del tamaño de un níquel. “No tienen huesos, sino cartílagos, y pueden  pasar a través de ellos”, añade.
Los Graves, que esperan los resultados médicos de Kayden, han contratado un abogado.