Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La reanimación cardiopulmonar, más efectiva sin boca a boca

Actividades de primeros auxilios. Foto: EPtelecinco.es
El doctor Thomas Rea, director de programas médicos de los Servicios de Emergencia del Condado King, Washington, y autor de uno de los estudios, declaró: "La compresión del pecho es, al menos, igual de beneficiosa y además es más fácil de aprender y practicar". Los resultados de estos estudios se suman a la evidencia de que el enfoque más simple es el mejor durante la resucitación cardiopulmonar (RCP). Las conclusiones se dan a conocer en un momento en el que se está desalentando la práctica del rescate por respiración boca a boca y se está haciendo hincapié en lograr una correcta compresión del pecho a un ritmo de 100 veces por minuto.

"En general, este estudio brinda más apoyo a la hipótesis de que la RCP sólo con compresión, que es más fácil de aprender y realizar, debe ser el método elegido para la RCP practicada por transeúntes en los pacientes con ataque cardíaco", escribió el equipo de Leif Svensson, del Centro Prehospital de Estocolmo, Suecia, en el segundo estudio.

El 11,5% de los participantes evitaron el problema si habían recibido RCP con respiración y el 14,4% si sólo habían recibido la compresión de pecho. Los dos equipos de investigadores trabajaron con operadores telefónicos de emergencia en Suecia, Londres y el estado estadounidense de Washington, y al azar indicaron a 3.000 participantes que fueron testigos de un colapso que realizaran RCP con o sin respiración. La mayoría de las víctimas murieron, pero cuando se hicieron sólo compresiones de pecho, mejoraron las probabilidades de que un paciente dejara el hospital sin daño cerebral.