Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los rectores, que estaban "a gusto" con la actual Selectividad, esperan que la nueva prueba sea "parecida en exigencia"

Los estudiantes de segundo de Bachillerato de todo el país se someterán a partir de este miércoles 1 de junio a la Prueba de Selectividad, la última en 40 años, ante la implantación de la Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE) que contempla un nuevo sistema de evaluación. Los rectores reconocen que se sentían "a gusto" con esta prueba, motivo por el cual solicitaron una prórroga que el Gobierno no les concedió, pero confían en que la nueva 'reválida' sea muy parecida en exigencia a la actual.
Mientras tanto, este curso, los rectores esperan que la prueba de Selectividad se desarrolle con la "tranquilidad de siempre" y "sin ninguna novedad" porque, según explica a Europa Press el presidente de la Conferencia de Rectores de Universidades Españolas (CRUE), Segundo Píriz, se trata de un sistema "muy rodado" que permite a los estudiantes acceder a cualquier universidad de España con su nota.
Esta confianza en el actual sistema fue lo que impulsó a la CRUE a pedir el pasado mes de marzo al Gobierno una prórroga de un año para implantar la nueva prueba, conocida como 'reválida'. Sin embargo, el Ejecutivo rechazó la demanda porque, según les explicaron, un gobierno en funciones no puede modificar una parte orgánica de una ley. Finalmente, se acordó utilizar la prueba final de Bachillerato como prueba de acceso a la universidad de forma que fuera "lo más parecida posible a la actual", una decisión que "vino a atender la petición de la CRUE", según señala Píriz.
En cualquier caso, confían en que la prueba a la que se enfrentarán los alumnos de segundo de Bachillerato a partir del curso que viene será "muy parecida" a la que ha tenido lugar hasta el momento y tendrá un similar nivel de exigencia.
"Lo que creo que vamos a tener el año que viene es una prueba muy parecida a la que tenemos actualmente. La prueba no tiene nada que ver con la preparación de los estudiantes --que se tiene que hacer en Secundaria--. Lo que hace la prueba es medir, baremar esa preparación. Sobre la exigencia para superar la prueba, entiendo que sí será parecida a la que tenemos actualmente", ha subrayado.
En cuanto a la elaboración del examen, Píriz ha explicado que desde el Ministerio se articularán unas líneas generales y después las comunidades autónomas podrán establecer las preguntas que estimen oportunas. Desde el punto de vista de la Universidad, lo acordado es que intervendrán en su elaboración tanto porfesores de Universidad como de Enseñanza Secundaria, según apunta.
UN PACTO DE ESTADO POR LA EDUCACIÓN
Ante la situación política actual, de cara a unas nuevas elecciones el 26 de junio, el presidente de los rectores asegura que no están preocupados por que un nuevo gobierno pueda cambiar de nuevo la legislación en materia educativa aunque proponen a los líderes políticos que firmen un pacto de Estado por la educación para que esos vaivenes no se produzcan.
"La educación es una cosa tan seria que necesita el acuerdo de la inmensa mayoría. No es bueno estar cambiando el sistema universitario cada cuatro años y por lo tanto esto necesita de un pacto de Estado. ¿Lo que vaya a pasar en el futuro? En las elecciones ya lo decidirán los españoles y los posteriores acuerdos si es necesario que se establezcan. No tenemos miedo en este sentido", ha enfatizado.
En todo caso, Píriz espera que el gobierno que salga de las urnas pacte unas leyes que sean "sensatas" y "que integren a la inmensa mayoría, en la que todos se vean reconocidos".
Finalmente, ha enviado un mensaje de ánimo a los estudiantes que se examinarán a partir de este miércoles: "Las pruebas van a ir en la línea de los últimos años, desearles toda la suerte. Les esperamos en las universidades de nuestro país, tenemos un sistema universitario con un buen nivel. Que estudien mucho, que tengan tranquilidad y les esperamos con los brazos abiertos".