Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los rectores pactan y hacen vinculante el retraso de los grados de tres años hasta 2017

La Asamblea General de la Conferencia de Rectores de Universidades Españolas (CRUE) ha vuelto a ratificar este miércoles 16 de marzo, como hizo hace un año, la moratoria para la implantación de los nuevos grados de tres años hasta septiembre de 2017. Esta decisión es vinculante, de manera que los centros que incumplan este acuerdo, podrían ser expulsados de la CRUE, según han informado fuentes universitarias.
Este es el tercer punto del orden del día del encuentro de los rectores, que se ha iniciado sobre las 11.00 horas de la mañana. La votación a favor del retraso de la implantación de los nuevos títulos ha sido mayoritaria, según las mismas fuentes, que han señalado que los rectores consideran necesario acordar unas "pautas comunes" para la aplicación del decreto '3+2'.
La mayoría de los dirigentes universitarios no ven coherente que un misma carrera tenga una duración distinta en función del centro que la imparta, de manera que sólo admiten tres años para los grados totalmente nuevos y que no tienen ninguna semejanza con los ya existentes. Como ejemplo, Administración y Dirección de Empresas, que actualmente es de cuatro años de duración, no podría ofertarse como una carrera de tres.
Esta nueva ratificación del acuerdo alcanzado en febrero de 2015 se produce después de que una decena de universidades (nueve de ellas pertenecientes a la CRUE) hayan solicitado la validación de estudios de tres años. Las mismas fuentes han señalado, no obstante, que una cosa es que tengan ya acreditados estos grados y respeten el acuerdo y otra que los oferten en septiembre de 2016.
(HABRÁ AMPLIACIÓN)