Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La crisis de los refugiados irrumpirá en la campaña electoral con manifestaciones en toda España

ONG, asociaciones, sindicatos y tres partidos políticos (PSOE, IU y Podemos) han presentado este martes una plataforma y un manifiesto que con el nombre 'SOS Refugiados-Europa a la Deriva' pretende reunir adhesiones y sensibilizar a la población para celebrar concentraciones y manifestaciones en todo el país el próximo 20 de junio, a seis días de las elecciones, e introducir así el debate sobre otro modelo de acogida y asilo en la campaña electoral. El lema es "Refugio por Derecho".
Entre otras entidades, suscriben el manifiesto la Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR), ACCEM, Médicos del Mundo, la Coordinadora de ONG de Desarrollo de España, EAPN, Movimiento por la Paz, los sindicatos CCOO, UGT y USO; y los partidos PSOE, Podemos e Izquierda Unida, aunque sus promotores celebrarán actos y reuniones con "el mundo de la academia, la educación y la cultura" para amplificar el respaldo a la movilización.
El epicentro es un manifiesto que exige "un cambio de rumbo que frene la violación de derechos de las personas migrantes y refugiadas" y que pasa por la exigencia de que España retire su apoyo al pacto entre la Unión Europea y Turquía que permite devolver allí a los refugiados que alcancen suelo comunitario desde su territorio, un compromiso que con su adhesión al movimiento suscriben el PSOE y la coalición electoral entre Izquierda Unida y Podemos, quienes han avanzado su intención de recogerlo en el programa.
La responsable de Inmigración del PSOE, Eva Matarín, preguntada por este asunto, ha afirmado que si bien en el programa electoral que la formación confeccionó para la convocatoria del 20 de diciembre aún "no se ha modificado este punto concreto" de cara al 26 de junio, es un asunto con el que el partido está "comprometido". "Tenemos clara nuestra rotunda oposición a este acuerdo y así lo estamos manifestando en todos los ámbitos", ha asegurado.
"Esperamos que los partidos lo recojan específicamente en sus programas", ha añadido la número 2 de UGT, Cristina Antoñanzas, para incidir en que la crisis humanitaria "no es un tema menor" sino "fundamental" y por ello, "hay que obligar a todos los partidos políticos a que se posicionen" para saber qué harán si llegan al Gobierno y conseguir además, no sólo que esté en sus programas electorales, "sino que los cumplan".
Para lograrlo, se inicia la cuenta atrás hasta el 20 de junio, Día Mundial del Refugiado y jornada clave para quienes respaldan SOS Refugiados porque, en palabras del secretario de Relaciones Institucionales de Comisiones Obreras, José Campos, "tiene que ser un día de protesta en todo el país" para exigir "justicia y derechos para los refugiados". Pide al Gobierno en funciones que "no mire a otro lado y que no se escude en la campaña electoral" para no tomar medidas.
Esa es la clave del manifiesto, que como ha explicado Nuria Díez, de CEAR, denuncia "la deriva ilegal e inmoral en la que ha entrado Europa", que "debe y puede reaccionar porque respetar los derechos y el asilo no es sólo una obligación moral, sino legal" y hacerlo retirando en primer lugar el acuerdo con Turquía pero también abriendo vías legales y seguras de acceso a los refugiados, como la posibilidad de pedir protección en los consulados, flexibilizar la reagrupación familiar o levantar los visados de tránsito.
"Exigimos que el nuevo gobierno retire el apoyo al acuerdo con Turquía y construya de una vez una política de asilo. Queremos que España sea tierra de asilo y ejemplo en Europa y en el mundo de la acogida de refugiados", ha destacado. Se exige además un refuerzo de la política de integración con un plan de barrios, una campaña de información y sensibilización a la opinión pública e incrementar las partidas de ayuda humanitaria y cooperación al desarrollo, entre otras.