Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un total de 600 refugiados llegan a Barcelona en el primer trimestre de 2016

La llegada de refugiados se ha triplicado en Barcelona, después de que el año pasado 1.300 personas solicitaran asilo y en el primer trimestre de este año lo hayan hecho 600, según ha informado la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, tras participar en el Comité para la acogida de personas refugiadas.
En la reunión, el Gobierno catalán, el Ayuntamiento de Barcelona, las cuatro diputaciones catalanas y entidades sociales y municipalistas se han conjurado para seguir avanzando en políticas de acogida, y han iniciado los trabajos para planear su integración a largo plazo ante la "dejadez absoluta del Estado", ha dicho Colau.
La consellera de Trabajo, Asuntos Sociales y Familias, Dolors Bassa, y la alcaldesa de Barcelona han presidido la reunión de seguimiento del comité en el Palau de Pedralbes, donde los diferentes representantes han firmado una declaración conjunta para pedir al Estado que les deje trabajar.
"Vamos hacia una política catalana que nos permita hacer la acogida como dice el Estatut, que es el que nos permite reclamar constantemente al Estado que ceda la gestión de los refugiados a las comunidades y poder trabajar directamente con las instituciones europeas", ha dicho Bassa.
La reunión ha contado con la participación los consellers de Asuntos Exteriores, Relaciones Institucionales y Transparencia y de Interior, Raül Romeva y Jordi Jané, respectivamente, así como con la presidenta de la Diputación de Barcelona, Mercè Conesa, y diferentes representantes del resto de diputaciones.
La alcaldesa Colau ha anunciado que el próximo martes participará en una reunión, junto a los alcaldes de Berlín, Ámsterdam, Atenas, Helsinki y otras cinco ciudades convocadas por la Comisión Europea para abordar el papel de una decena de capitales europeas en la acogida de refugiados.
El encuentro ha servido para actualizar el contexto europeo, español y catalán respecto a las personas refugiadas y solicitantes de protección internacional, abordar un plan de acción institucional, compartir posicionamientos y conocer la situación del banco de recursos que sociedad y administraciones pusieron en marcha el año pasado.