Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La rehabilitación con juegos de cartas puede ayudar a recuperar habilidades motoras tras un ictus

Un pequeño estudio del Hospital Saint Michael de Toronto (Canadá) ha revelado que el uso de juegos sencillos como las cartas pueden servir como complemento en la rehabilitación de los pacientes que han sufrido un ictus para ayudarles a recuperar o mejorar sus habilidades motoras.
En su trabajo, cuyos resultados publica la revista 'The Lancet Neurology', vieron que las cartas resultaban igual de efectivos que otros juegos como la jenga, el bingo o la videoconsola 'Wii', que también pueden ayudar a esta recuperación, siempre que conlleve acciones repetitivas con un ligero movimiento de brazos y manos.
Los investigadores diseñaron su estudio para probar si los juegos de realidad virtual, que cada vez se emplean más como terapia de rehabilitación en pacientes que han sufrido un accidente cerebrovascular, son mejores que otros más tradicionales para perfeccionar las habilidades motoras de las extremidades superiores.
Con ese objetivo reclutaron a un total de 141 pacientes que habían sufrido recientemente un derrame cerebral y que preservaban algo de movimiento en una o ambas manos o brazos, y fueron divididos para añadir a su rehabilitación el uso de la Wii o el de otros juegos más clásicos como las cartas, con 10 sesiones de una hora durante una quincena en ambos casos.
Ambos grupos mostraron una mejora significativa en sus habilidades motoras después de dos y cuatro semanas, si bien no precisa qué factor contribuyó a dicha mejoría, ha explicado a la BBC Gustavo Saposnik, autor del estudio.
"Tenemos la tendencia a pensar que las nuevas tecnologías son mejores que otras estrategias más clásicas, pero esto no se ha visto en este estudio, ya que hay juegos sencillos que pueden ser igual de eficaces", ha añadido.
Alexis Wieroniey, de la Asociación de Ictus del Reino Unido, reconoce que estos resultados son particularmente alentadores porque sugieren que otras actividades de bajo coste y de fácil acceso pueden ayudar a algunos supervivientes en su recuperación, sobre todo a quienes "sufren problemas de movilidad que les lleva a una pérdida devastadora de la independencia".