Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Le reimplantan la mano derecha en el brazo izquierdo y ya puede usar el móvil

Vista de la mano derecha, un mes después de que le fuera reimplantada en el brazo izquierdo, a un hombre que cayó al Metro y sufrió la amputación de ambas manos y que diez meses después ya puede usar el móvil y beber por sí mismo. EFEtelecinco.es
A un hombre de 29 años, que cayó al Metro y sufrió la amputación de ambas manos le han reimplantado la mano derecha en el brazo izquierdo y, diez meses después, ya puede usar el móvil y beber por si mismo.
Un equipo de quince profesionales sanitarios del Hospital 12 de Octubre ha realizado el primer reimplante inverso agudo de mano en España, el quinto en todo el mundo, después de un primer caso en China, dos en Estados Unidos y un cuarto en Turquía.
La principal novedad de esta operación es que se trata de una cirugía realizada con carácter urgente y no prevista con antelación, ya que existen precedentes de reimplante de mano en España, pero realizada de forma programada.
Al caer al Metro, el paciente quedó atrapado por las ruedas, que le aplastaron los miembros superiores, y tuvo que sufrir la amputación de ambas manos. El antebrazo derecho quedó tan maltrecho que no era posible reimplantarle la mano derecha en él.
Así, los cirujanos decidieron reimplantarle la mano derecha, que, aunque seccionada, se encontraba en buenas condiciones, en el antebrazo izquierdo, explicó el doctor Antonio Díaz del equipo de cirugía plástica del Hospital 12 de Octubre.
Para poder realizar este reimplante, hubo que seccionar el pulgar y reimplantarlo en el canto contrario de la mano de forma que permitiera hacer trabajos de prensión y pinza, señaló Díaz.
Ahora, la mano presenta una "cadena digital invertida", es decir que el antiguo dedo índice es actualmente dedo pequeño y el antiguo dedo corazón hace función de anular.
La operación duró ocho horas, después de que el paciente llegara al hospital la 1.00 de la madrugada con la amputación del antebrazo y mano derecha -aunque la mano estaba completa- y semiamputación de la mano izquierda con el pulgar ileso.
Además, se encontraba en un estado "comprometido", ya que además de estas lesiones, presentaba varios politraumatismos, que hubo que atender de forma simultánea.
La cirugía se desarrolló en cuatro fases: estabilización ósea, reparación arteriovenosa, reconstrucción de los tendones y reconstrucción nerviosa.
Al concluir la intervención, el paciente permaneció en vigilancia durante 24 horas para evitar el rechazo. Los siguientes cinco días fueron los más críticos porque pueden presentarse trombosis de los vasos sanguíneos o problemas en las suturas arteriales y venosas".
El postoperatorio de este paciente "será muy largo, cerca de dos años, durante los cuales, además de cirugía adicional, la rehabilitación es fundamental", indicó el cirujano.
Precisamente hace 45 días el paciente fue sometido a un "acortamiento de dedos y tensado" para que mejore su capacidad prensil.
El doctor Díaz subrayó que el paciente se encuentra "muy motivado" para hacer la rehabilitación y se centra mucho en aprender a mover la mano, ya que es la única que le queda.
Actualmente, cuando han pasado diez meses del accidente, el paciente es capaz de utilizar el móvil con la mano, de beber por si solo y de sujetar objetos como un bolígrafo. El reto, ahora, es escribir, reveló el doctor Díaz.