Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un estudio relaciona la satisfacción materna por el uso de la epidural con factores poblacionales

La investigación galardonada en VII Congreso Nacional de Analgesia y Anestesia Obstétrica cuenta con la participación de más 100 mujeres
Profesionales de la Unidad de Gestión Clínica del Bloque Quirúrgico del Hospital Universitario de Valme de Sevilla han recibido el premio a la mejor comunicación en el VII Congreso Nacional de Analgesia y Anestesia Obstétrica, celebrado recientemente en Sevilla, gracias a una investigación que relaciona la satisfacción materna tras analgesia obstétrica y las características de la población.
Coordinado por el médico residente de segundo año de Anestesiología de este centro hospitalario, Jaime López, el estudio parte de la premisa de que para realizar una atención sanitaria de calidad es necesario conocer el grado de satisfacción y de que son numerosos los factores que pueden influir.
En este caso, los investigadores se centran en la satisfacción percibida por las gestantes tras recibir analgesia epidural durante el proceso del parto y en cuatro factores poblacionales (edad, estudios, ocupación y experiencia previa con la analgesia obstétrica).
En un comunicado se indica que la epidural es una analgesia que se utiliza en muchos campos de la medicina. En el parto, la analgesia epidural se utiliza como método de alivio del dolor de las contracciones y permite que la madre esté completamente consciente. Concretamente, en el Hospital Universitario de Valme, el porcentaje de aplicación de esta analgesia es elevado, siendo superior al 78 por ciento.
El estudio galardonado se basa en una encuesta protocolizada que los profesionales realizan la primera semana de cada mes durante dos años (2012 y 2013), tras las veinticuatro horas después del parto. En total, recogen 149 encuestas sobre las cuales se lleva a cabo un estudio descriptivo y estadístico para conocer la relación de los cuatro factores determinados y las preguntas de la encuesta.
El análisis descriptivo llevado inicialmente a cabo muestra que las franjas de edad mayoritaria de las gestantes, en un 60 por ciento, se sitúa entre los 26 y los 35 años. Respecto a los estudios, prácticamente el 50 por ciento tienen estudios básicos, el 21 por ciento bachiller superior y el 29,4 por ciento son universitarias.
Por lo que se refiere a la ocupación de las gestantes, los datos son los siguientes: el 28,4 por ciento se definen como amas de casa, el 2,8 por ciento son estudiantes, el 25,5 por ciento se encuentra en paro y el 43,3 por ciento son empleadas. Por su parte, el 35 por cineto de las gestantes no habían tenido partos anteriores.
Los resultados obtenidos tras contrastar el estudio descriptivo con la encuesta de satisfacción son los siguientes: son las mujeres mayores de 30 años las que valoran conocer el nombre del obstetra que las ha asistido; el nivel de estudios superiores está relacionado directamente con conocer el nombre del anestesiólogo que las atiende; la ocupación de las madres se relaciona positivamente con el hecho de conocer el nombre del obstetra y el anestesiólogo que las atiende, con la rapidez con la que se les coloca la epidural desde la firma del consentimiento y con el grado de satisfacción. Por último, las gestantes primerizas valoraron más la información previa de la colocación epidural que las demás.