Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un amigo de los religiosos españoles aislados por Ébola recoge más de 30.000 firmas para pedir su repatriación

Un periodista español amigo de los religiosos aislados en un Hospital de Liberia a causa del Ébola ha lanzado una petición en la plataforma 'Change.org' pidiendo su repatriación al Ministerio de Asuntos Exteriores y ya ha recogido más de 30.000 firmas --cifra que sigue creciendo--.
"D. Mariano Rajoy, presidente del Gobierno de España: Repatríen desde Liberia a trabajadores sanitarios que han tenido contacto con casos de Ébola y que están aislados en el Hospital Católico Saint Joseph", reza la petición que fue iniciada este domingo por Roberto Míguez, periodista amigo de los religiosos y conocedor de las instalaciones en las que se encuentran.
"La situación en Liberia es de total descontrol. La Administración pública no proporciona al personal sanitario las medidas de protección necesarias, muchos trabajadores de la salud han abandonado sus puestos de trabajo por miedo al contagio, la realización de test a las personas con síntomas no cubre las necesidades, varios centros hospitalarios han cerrado y otros se niegan a admitir pacientes, los enfermos y sus familias ocultan los síntomas", explica el periodista.
Por ello, reclama a Exteriores que repatríe desde Liberia a los trabajadores sanitarios, del mismo modo que hizo Estados Unidos el pasado 2 de agosto con dos ciudadanos que habían contraído el virus. "Estados Unidos lo ha hecho utilizando un avión provisto de una unidad de aislamiento, que ha trasladado a los pacientes a una instalación específica y aislada en suelo norteamericano donde recibirán tratamiento", explica.
El religioso español de los Hermanos de San Juan de Dios, Miguel Pajares, de 75 años, y otra religiosa africana con nacionalidad española, se encuentran aislados en un hospital de Liberia junto a otros trabajadores del centro, después de que el pasado sábado muriera por Ébola el director del centro, el hermano Patrick, al que habían estado atendiendo.
El hermano Pajares tiene fiebre y se encuentra débil, al igual que la hermana africana Chantal Pascaline. En cualquier caso, los religiosos se han sometido a unos análisis y se prevé que los resultados de las pruebas se conozcan este martes. La otra religiosa española se encuentra bien en estos momentos, según las últimas noticias de la ONGD Juan Ciudad, perteneciente a la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios.
Los firmantes de la petición en Change.org por la repatriación de los religiosos españoles, destacan que España debe ser "generosa" con unas personas que "se han dedicado a compartir", que se han "entregado" a los demás.