Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El catalán volverá a ser requisito para trabajar en el Instituto Mallorquín de Asuntos Sociales

El catalán volverá a ser requisito para trabajar en el Instituto Mallorquín de Asuntos Sociales (IMAS) puesto que el expediente de modificación de la relación de puestos de trabajo, que hace referencia a la recuperación del nivel de conocimiento de esta lengua como requisito, será aprobado en breve por parte del pleno del Consell.
Según ha informado la institución insular en un comunicado, el IMAS modificará su relación de puestos de trabajo con el objetivo de adaptarla a lo establecido en la Ley 4/2016 de 6 de abril de medidas de capacitación lingüística para la recuperación del uso del catalán en el ámbito de la función pública. De este modo y una vez cumplidos todos los trámites, el catalán volverá a ser un requisito.
En este sentido, la consellera de Bienestar y Derechos Sociales y presidenta de la IMAS, Margalida Puigserver, ha apuntado que "con esta modificación damos una paso más en la recuperación del catalán como lengua propia de Baleares, dotándolo de oficialidad real, al mismo tiempo que ponemos en marcha medidas de impulso y de favorecimiento de su uso en la vida institucional, social y económica de nuestra comunidad".
Desde la Gerencia del IMAS se propuso esta modificación, que fue posteriormente negociada en la Mesa Sectorial de Negociación de la IMAS y Puigserver elaboró una propuesta de aprobación de esta modificación, para pasar por la Comisión Informativa General y de Cuentas, como paso previo a su aprobación definitiva por el pleno de la institución insular.
El objetivo de la modificación es adaptarse a la ley, que incluye como contenido mínimo de las relaciones de puestos de trabajo para el personal funcionario y laboral el nivel exigido de conocimiento de la lengua catalana, en los términos establecidos reglamentariamente, adaptándolo a las escaleras de la administración de la IMAS.
La ley, que entró en vigor el pasado 13 de abril, ya ha sido adaptada a la RLT del Consello de Mallorca y resta la aprobación del pleno para que empiece a funcionar también en el IMAS.