Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El yoga puede resultar beneficioso para mejorar los síntomas y la calidad de vida de los pacientes con asma

Una revisión de estudios liderada por la Universidad China de Hong Kong sugiere que el yoga podría tener efectos beneficiosos sobre los síntomas y la calidad de vida de las personas con asma, aunque sus efectos sobre la función pulmonar y el uso de medicación son inciertos.
El yoga ha adquirido popularidad mundial como un ejercicio con beneficios para el estilo de vida en general y estudios recientes han investigado su potencial para aliviar los problemas relacionados con el asma.
En esta revisión publicada por la red Cochrane se analizaron los resultados de 15 ensayos controlados con asignación aleatoria y 1.48 participantes, y han observado indicios de que practicar yoga podría mejorar la calidad de vida y los síntomas del asma.
La mayoría de los ensayos se desarrollaron en India, seguida de Europa y Estados Unidos, y los participantes presentaban asma de leve a moderado desde hacía entre 6 meses y más de 23 años. Seis estudios evaluaron solo los efectos de la respiración durante los ejercicios de yoga, mientras que los demás estudios analizaron los efectos, incluyendo respiración, postura y meditación.
La mayoría de las personas continuaron tomando la medicación para el asma habitual mientras participaban en el estudio. Además, la duración de los estudios fue de entre dos semanas y cuatro años.
Los investigadores hallaron pruebas de calidad moderada en cinco estudios de que el yoga reduce la repercusión del asma en la calidad de vida de las personas. Sin embargo, las pruebas sobre el efecto del yoga en la función pulmonar del participante son más inciertas debido a la variación en los resultados.
Asimismo, se desconocen los efectos del yoga sobre el uso de medicación y los posibles efectos secundarios de este ejercicio, debido a que muy pocos estudios informaron sobre estos resultados.
"Nuestros hallazgos sugieren que el yoga puede conllevar pequeñas mejorías en la calidad de vida y los síntomas del asma. Sin embargo, seguimos sin saber si el yoga puede reducir el uso de medicación o si tiene algún efecto secundario para las personas con asma", ha destacado Zuyao Yanfo, autor principal del estudio.
Por ello, ha añadido Rebecca Normansell, editora adjunta del Grupo Cochrane de Vías Respiratorias, "es importante que las personas asmáticas continúen tomando la medicación que les ha sido prescrita".