Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cuatro rumanos detenidos por obligar a compatriotas a prostituirse

Imagen de otra detención de ciudadanos rumanos. EFE/Archivotelecinco.es
Agentes de la Guardia Civil han detenido a cuatro ciudadanos rumanos que residían en Villamartín (Cádiz) por obligar a varias mujeres de su país a ejercer la prostitución en un local de Los Palacios (Sevilla).
Tres de los detenidos están acusados de los delitos de detención ilegal y otro relativo a la prostitución, y a un cuarto se le imputa además el delito de amenazas, según ha informado hoy la Guardia Civil.
La actuación policial comenzó cuando una mujer rumana interpuso una denuncia en Los Palacios en la que manifestaba que había sido engañada por cuatro compatriotas para que viniera a España a trabajar con la promesa de condiciones laborales y económicas ventajosas.
Sin embargo, a su llegada se encontró con que le habían quitado la documentación y que le obligaban a prostituirse, según la denuncia de la mujer.
Además de las tácticas coercitivas empleadas por sus secuestradores para obligarlas a prostituirse, la mujer denunció también ante la Guardia Civil los lugares y condiciones en las que las obligaban a ejercer la prostitución.
En la denuncia, la mujer añadió que otras mujeres cuyo número no precisó estaban en la misma situación y que uno de sus compatriotas la ha amenazado.
Tras la denuncia, la unidad de menores y de la mujer de la Guardia Civil inició un dispositivo para localizar a los autores de los presuntos delitos, a las víctimas y para comprobar las circunstancias denunciadas.
En este dispositivo intervinieron unidades de Seguridad Ciudadana de Los Palacios y de Villamartín y otra unidad de Tráfico del destacamento de Utrera.
De las investigaciones se desprendió que en Villamartín vivían cuatro súbditos rumanos en un domicilio alquilado a nombre de una mujer que actualmente vive en Rumanía a los que no se les conoce ninguna actividad laboral lícita.
Uno de los moradores había sido denunciado por malos tratos en el ámbito familiar y todos se movían en un vehículo de gama alta con chicas cuyo medio de vida se basaba en ejercer la prostitución.
Fruto se la investigación anterior, los agentes consiguieron una autorización para entrar en el domicilio donde residían, donde se localizó distinta documentación, entre ella la de la denunciante.
También han sido intervenidos numerosos teléfonos móviles y un vehículo de gama alta.
Por todo esto, fueron apresados C.U., de 24 años; D.M.A., de 35; H.C.G., de 27,por detención ilegal y un delitos relativo a la prostitución, y a B.C., además de por los anteriores delitos, por otro de amenazas.