Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La sanidad concertada aumentó su deuda un 2,3% hasta los 3.652 millones en 2012

Los hospitales de la red que conforma la sanidad concertada de Cataluña cerraron el 2012, el segundo año con recortes presupuestarios, generando más déficit y gastando más de lo que ingresaron, lo que repercutió en un aumento de su deuda del 2,3%, desde los 3.570 millones de euros hasta los 3.652 millones.
Así consta en el último informe económico y financiero sobre los hospitales de atención especializada, que publica anualmente el Servicio Catalán de la Salud (CatSalut) en el marco de la Central de Balances, y que especifica que la deuda más elevada de la concertada está en manos de las entidades de crédito, con un total de 1.331,9 millones de euros.
A pesar del aumento, las cifras suponen una mejoría notable respecto a 2011, cuando la deuda se disparó un 7%, y pese a que la deuda con las entidades de crédito representa un 36,4% del total, se ha logrado reducir por primera vez desde 2009 en más de 300 millones de euros, reduciendo sobre todo los pagos a corto plazo, que representan ahora una cuarta parte del total.
De hecho, mientras la sanidad concertada redujo su deuda con estas entidades un 9,3%, aumentó en más del 50% la deudas con empresas de su grupo, un 13,4% con las provisiones y un 8,1% con proveedores y creditores comerciales: unos 200 millones de euros adicionales.
Los duros ajustes emprendidos en 2011 han logrado así reducir la generación de deuda en la sanidad concertada, aunque ésta sigue produciendo déficit, como demuestra que en el último quinquenio ha aumentado en más de 700 millones de euros.
El plazo medio para cobrar se sitúa ahora en los 127 días, 19 más que el año anterior, según subraya el informe, que apunta también a que las tensiones de tesorería y la dificultad para acceder a la financiación ha obligado a algunos centros a solicitar retrasos en el pago de las cuotas de la Seguridad Social y de las retenciones del IRPF.
DEUDA DEL GOVERN
El conseller de Salud de la Generalitat, Boi Ruiz, ha afirmado que la deuda del Govern con la sanidad concertada ascendía a mediados de marzo hasta los 836 millones de euros, de los que unos 702 millones corresponden a la facturación pendiente de diciembre de 2013 y enero de 2014.
En una respuesta parlamentaria a una pregunta de la diputada del PSC Marina Geli, consultada por Europa Press, Ruiz especifica que "no hay ninguna facturación mensual de conciertos fuera de plazo", por lo que los retrasos se centran en las transferencias que debe hacer el Govern.