Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La sanidad española "se deteriora año tras año"

El informe analiza el grado de comodidad que para el paciente ofrecen los sistemas sanitarios de los países de la Unión Europea (UE), además de Islandia, Suiza, Noruega, Croacia, Albania y Macedonia. Con 630 puntos de los 1.000 posibles, España se sitúa en el puesto 21, por detrás de Hungría, y muy lejos de Estados como Holanda -primero en la clasificación con 875 puntos-, Dinamarca (819), Islandia (811) o Austria (795).
"El sistema de salud público en España parece incapaz de desarrollar una estrategia para mejorar el acceso y la calidad de sus servicios, lo que explica el gran desarrollo del sector privado en los últimos años", ha explicado en un comunicado el director del estudio, Arne Björnberg.
"Se necesitan, cada vez más urgentemente, cambios drásticos que provoquen una mayor eficiencia y calidad", ha afirmado Björnberg en referencia a la puntuación española, que pierde tres posiciones con respecto a sus resultados el año anterior.
Según los responsables del informe, parece que en España "todavía es necesario acudir a la sanidad privada si los pacientes buscan la excelencia". A pesar de que reconoce que el acceso a las medicinas es "bastante bueno", recalca que España "puntúa bajo incluso en categorías fáciles de mejorar", como el respeto a los derechos del paciente o la calidad de los servicios sanitarios "on-line".
El Índice de Consumidores de la Sanidad Europea es una clasificación que se realiza todos los años y que evalúa los sistemas nacionales de Salud según los derechos del paciente, información, tiempos de espera para tratamientos comunes, resultados de la atención médica, generosidad del sistema, acceso a los medicamentos y la implantación de Internet en la sanidad.
Publicado por vez primera en 2005, el índice lo elabora el centro de análisis Health Consumer Powerhouse a partir de estadísticas oficiales y estudios independientes. Según esta organización, el índice cuenta con el apoyo de la Dirección General para la Sociedad de la Información de la CE y la presidencia sueca de la UE.
Holanda, a la cabeza
Holanda gana la primera posición por segundo año consecutivo , con 875 puntos, seguida de Dinamarca (819), Islandia (811) y Austria (795). Los países que ocupan los primeros puestos de la lista han desarrollado, durante los últimos años, herramientas para que los pacientes tengan información suficiente y puedan tomar sus propias decisiones, provocando una gran presión para que el sistema mejore. 
Al final del 'ranking' se encuentran países que tienen sistemas de salud en los que predomina la jerarquía y la falta de transparencia. Según este documento, las diferencias observadas contradicen uno de los principios básicos de la UE, el de igualdad y solidaridad.