Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

¿Se secan los humedales españoles?

El Parque Nacional de las Tablas de Daimiel, uno de los humedales más importantes de España, es uno de los más afectados. Foto: EFE.telecinco.es
La intensificación agrícola, el uso de los productos agroquímicos o los vertidos son sólo algunos de los muchos factores que amenazan con destruir los extraordinarios humedales de España. Por ello, los ecologistas han reclamado a la Administración una gestión sostenible del agua que tenga en cuenta estos ecosistemas, protegidos desde 1971 por un convenio internacional. Dicen que Doñana es el ejemplo a seguir.
Con motivo del Día Mundial de los Humedales, que se conmemora este lunes, SEO/BirdLife ha presentado la campaña 'Alas sobre agua', con la que pretende impulsar la conservación de estas áreas, que albergan algunas de las aves más raras de Europa.
En la presentación de la campaña, la ministra de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino, Elena Espinosa, ha reconocido que España, con 63 zonas húmedas, es el país con mayor diversidad de humedales de la Unión Europea, áreas de gran importancia por su "gran variedad de especies animales y vegetales raras, endémicas o amenazadas, o porque son lugares clave dentro de las rutas migratorias de numerosas aves".
Sin embargo, están desapareciendo a gran velocidad. Espinosa ha asegurado que el Gobierno ha hecho "un importante esfuerzo" en la restauración de los humedales y ha recordado que la Ley sobre Patrimonio Natural y Biodiversidad, aprobada al final de la pasada legislatura, obliga a conservar las zonas más vulnerables de la naturaleza española, incluidos los humedales. Pero la ley española no es la única que obliga a tener en cuenta los humedales, ya que la directiva marco del Agua obliga a todos los países de la UE a tener planes de protección que permitan que estas áreas estén en buen estado de conservación para el 2015.
Los ecologistas hablan de descoordinación
El problema es que aunque la normativa española y europea obliguen a cuidar estos ecosistemas "en la práctica falta coordinación entre las administraciones implicadas", explica el coordinador del área de conservación de SEO, Juan Carlos Atienza.
Por su parte, Ecologistas en Acción también ha denunciado la presión que soportan humedales costeros españoles y asegura que hace falta una gestión más decidida para proteger estas áreas, que juegan un papel muy relevante en la industria del turismo y que son "fundamentales" para frenar la erosión en la costa.
En otro comunicado, WWF/Adena recuerda que, hace cuarenta años, el parque nacional de Doñana era un humedal al borde de la desaparición. Hoy es un referente de conservación a escala mundial y un enclave paradigmático.
MV