Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El médico secuestrado en Congo está localizado aunque no han podido contactar con él

Imagen tomada en Cogo (Guinea Ecuatorial), cedida por la Asociación Africanista Manuel Iradier, del médico español Mario Sarsa, que fue secuestrado por un grupo tribal armado en Congo. EFE/Asociación Africanista Manuel Iradiertelecinco.es
Mario Sarsa, médico español de vacaciones en ese país africano, fue secuestrado el pasado día 1 de abril cuando navegaba por el río Congo. Los rebeldes que lo asaltaron atacaron en los siguientes dos días la capital de la provincia Ecuatorial causando decenas de muertos.
El ministro de Información de Congo dijo, según recogió la agencia Reuters, que Sarsa había sido "afeitado completamente por Ibrahim (un líder rebelde) que cree en los amuletos mágicos fabricados con los cabellos y el vello corporal de los blancos".
Los miembros de los grupos armados rebeldes y progubernamentales del Congo a menudo usan adornos o vestimentas tradicionales antes de combatir, con la creencia de que les protegerán de las balas del enemigo.
El embajador español en el país ha asegurado que Sarsa está bien: "Se encuentra bien según la información que nos ha sido facilitada, porque ha sido avistado por pescadores de la zona y así han informado a los servicios de inteligencia militar".
Iba a volver a España
La Asociación Africanista Manuel Iradier, con sede en Vitoria y de la que era uno de sus socios fundadores, ha dado a conocer que la última vez que contactaron con él fue el 12 de marzo pasado.
Ese día recibieron un correo electrónico en el que les informaba de que se encontraba en Bunia, en la R.D. del Congo, camino de Kisangani.
Sarsa les explicó que esperaba iniciar "el descenso del gran río hasta Khinsasa, eje central de este pequeño periplo" que estaba haciendo y que empezó en Uganda. Sarsa añadía en su correo que pensaba regresar a finales de abril a España y, desde entonces, ningún miembro de la ONG ha tenido más noticias de Mario.
El médico se encontraba en Congo como turista y no por trabajo.
Los Enyele, el grupo étnico al que pertenecen los rebeldes, no habían secuestrado a europeos anteriormente.    LA