Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Temor en el barrio en el que fue raptada una niña esta semana en Madrid

El parque está vacío, sin niños, porque en él correteaba la pequeña que fue raptada el jueves y el miedo sustituye a los juegos. La terraza del bar desde el que la madre vigilaba a su hija también está vacía, cerrada. Desde aquí veía perfectamente el parque y a su hija. La niña de 9 años fue a pedirle permiso para ir a comprar caramelos con sus amigas. La madre se lo dio porque la tienda está justo al lado. Y cuando la niña salía con sus amigas, un hombre se le acercó. La llamó por su nombre y le dijo que tenía que irse con él que así lo había dicho su madre. Se la llevó en un coche. A partir de ahí comenzó la búsqueda. La niña fue encontrada al lado de este metro. Cinco horas después de su rapto y a 5 kilómetros del parque. La pequeña estaba desorientada porque había sido drogada y llevada a un piso. Se están revisando todas las cámaras de seguridad cercanas. Del hombre se sabe que tiene sobre 35 años, moreno, pelo corto, con barba de 3 días y  1,75 de estatura. Esta investigación es prioritaria para la policía.