Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un sencillo y emotivo homenaje en Horta recuerda a los bomberos fallecidos

El conseller de Interior, Joan Saura (c), junto al alcalde de Lleida, Àngel Ros (i), y el secretario de Interior, Joan Boada (d), durante la ofrenda floral celebrada esta mañana en la región de Emergencias de Lleida en recuerdo de los 5 bomberos que fallecieron hace hoy un año en el incendio de Horta de Sant Joan (Tarragona). EFEtelecinco.es
Un sencillo y emotivo homenaje, no exento de cierta tensión, ha recordado esta tarde en Horta de Sant Joan a los cinco bomberos del GRAF de Lleida fallecidos hoy hace un año en el incendio forestal en al zona de Els Ports.
A las cuatro de la tarde, hora del trágico accidente, una decena de vecinos de Horta, encabezados por su alcalde, Ángel Ferràs, se han dado cita en el Mirador de Els Ports, donde el consistorio ha alzado un monolito "en memoria, gratitud y estima" hacia los malogrados bomberos, según reza la placa.
Hasta allí también se han desplazado el conseller de Interior, Joan Saura, el secretario general del Departamento, Joan Boada, el delegado del Gobierno catalán en las Tierras del Ebro, Lluís Salvadó, los tres principales mandos de los Bomberos de Cataluña, agentes de los Mossos d'Esquadra y autoridades locales.
Como ocurriera esta mañana en el acto celebrado en la Región de Emergencias de Lleida, ningún familiar o amigo de los fallecidos ha asistido al homenaje.
Tras guardar un respetuoso minuto de silencio en memoria de los fallecidos, el alcalde de Horta y el titular de Interior han depositado dos ramos de flores frente al monolito, unas ofrendas que se han sumado a las que, durante los últimos días, muchos vecinos y visitantes han ido dejando alrededor del monumento.
El acto, sencillo y emotivo, ha estado envuelto en un cierto clima de tensión, ya que el Ayuntamiento de Horta no había invitado a los mandos del Departamento de Interior, pues pretendía celebrar una ceremonia íntima, según fuentes del consistorio.
El fuerte ábrego que soplaba en la zona, el mismo que el 21 de julio de 2009 empujó hacia las llamas a los cinco bomberos del GRAF de Lleida, ha soplado durante toda la ceremonia.
"Hace el mismo viento que aquel día, te vienen los recuerdos de lo que pasó y no es nada agradable", ha explicado el alcalde de la localidad tarraconense.
También a las cuatro de la tarde han sonado las sirenas de todos los parques de bomberos de Cataluña en recuerdo de las víctimas y se ha hecho un minuto de silencio.