Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Nada de sexo a los 45 o cómo la lujuria pierde brillo con la edad

A los 45 hay que olvidarse de la cocina, la entrada de casa o el jardín. Es el momento de apagar las luces de la habitación para hacer el amor, según se desprende de una encuesta hecha a 1.752 personas. Tres cuartas parte de las personas de 45 años han reconocido que hacer el amor empieza a perder su atractivo con la década de los 40, según publica Daily Mail.
La investigación recoge que a esa edad se hace el amor una vez a la semana y cada experiencia dura un máximo de 22 minutos. El 85% de los encuestados reconoce que lo hace en la habitación y el 65% con la luz apagada. La energía es otro problema para el 45% de los encuestados.
Pero todo podría ser una cuestión mental. Ya que seis de cada 10 encuestados ha reconocido que no se siente sexy. Una cuarta parte dice que su cuerpo está arrugado, el 70% se siente gordo y el 24% dice que su salud no está en su mejor momento.
Seis de cada diez personas han dicho que tras el sexo se duermen y el 26% reconoce estar destrozado.
Un portavoz de la empresa encuestadora, Kwai Garlic, Iain Laing, ha asegurado que a los 45 lo mejor que se puede hacer es empezar a cuidar la salud. Según Laing, si mejora la salud, la vida amorosa también lo hará. "La encuesta demuestra claramente que el cuidado de su salud es de vital importancia a medida que envejece y el sexo no debe excluirse de su vida por las preocupaciones de poner en demasiada tensión su corazón." EBP