Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

¿Qué riesgos puede desencadenar la siesta?

'Der Spiegel' asegura que el PP eliminó la siesta por la "presión" de la troikatelecinco.es

A pesar de la creencia generalizada que afirma que echarse una siesta de unos pocos minutos regularmente es bueno para la salud, una investigación realizada por la Clinica Mayo de Minesota revela que este descanso vespertino puede aumentar hasta un 20% las posibilidades de padecer hipertensión.

Los investigadores de la Clínica Mayo han utilizado los datos de nueve estudios previos en los que participaron más de 112.000 pacientes, para concluir que aquellos que dormían unos minutos en la mitad del día eran entre un 13% y un 19% más propensos a padecer hipertensión.
Uno de los responsables del estudio, el Dr Wisit Cheungpasitporn, ha declarado que "necesitamos realizar más estudios para saber si la duración de la siesta, la dieta, el ejercicio, o una enfermedad subyacente podría condicionar el riesgo". 
En España esta enfermedad está relacionada con alrededor de 80.000 muertes al año y es el problema de salud más frecuente entre la población de más de 65 años, llegando a afectar hasta al 50% de ellos, según la Sociedad Española de Hipertensión (Seh-Lelha).
Pero no solo los mayores se ven afectados por la hipertensión arterial, cada vez más las personas jóvenes, entre los 35 y los 64 años, sufren esta enfermedad. En España el 40% de la población en ese espectro de edad tienen hipertensión y muchos ni siquiera son conscientes de ellos debido a su carácter asintomático.
La hipertensión arterial está asociada principalmente a hábitos alimentarios, como las dietas que contienen grandes dosis de alimentos grasos y niveles altos de sal, y a la falta de ejercicio físico. De hecho, la Sociedad Española de Hipertensión (Seh-Lelha) asegura que un 15% de los pacientes podría llegar a prescindir de los fármacos simplemente con tener una rutina regular de ajercicio aeróbico.