Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La imagen de la amistad y el amor al fútbol

Santiago Fretes es niño argentino de 10 años que como a todos les apasiona el deporte rey en el país del 'Pelusa': el fútbol. Pero para Santiago el fútbol se juega con tres apoyos. Eso se debe a que el pequeño solo tiene una pierna por una malformación genética de nacimiento, algo que no impide que pueda marcar goles con su zurda.

Una imagen suya junto a un amigo subidos cada uno a una de las muletas de Santiago para poder ver cómo Diego Milito se despedía de su club, el Racing de Avellaneda, ha dado la vuelta al mundo. "Yo estaba viendo a Milito y mi amigo saltaba para asomarse porque no llegaba. Entonces le presté una de mis muletas para que subiera" contaba a los medios locales el pequeño.
Santiago además de fútbol practica otros deportes como el taekwondo, la escalada o salir en bicicleta, pero es con el balón como más disfruta. Por eso es un habitual en el 'Cilindro de avellaneda' donde muchos le conocen. Subirse a su muleta para ver por encima de la barrera es algo normal para él, por lo que no dudó un segundo en prestar una de sus muletas para que su amigo se uniera al espectáculo.