Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ante el juez una mujer por similar el robo de sus joyas por valor de 60.000 euros en Maracena (Granada)

La Guardia Civil ha puesto a disposición judicial en calidad de imputada no detenida por un presunto delito contra la Administración de Justicia, a una mujer de 40 años que denunció en Maracena (Granada) un falso robo de joyas en su caja fuerte valoradas en más de 60.000 euros.
La mujer acudió el pasado día 5 de agosto al acuartelamiento de la Guardia Civil de Maracena para denunciar que había habían asaltado su casa desde un patio interior y tras forzar una ventana, y que le habían sustraído una caja fuerte que contenía joyas, además de otros efectos como video consolas para juegos, y que el valor de lo sustraído superaba los sesenta mil euros.
El equipo de Policía Judicial realizó la inspección ocular de esta vivienda y comprobó que el presunto autor del robo había forzado uno de los barrotes de la reja que protegía la ventana, y que había dejado un hueco de unos diecinueve centímetros, que la puerta de entrada a la vivienda no había sido forzada para salir y que la caja fuerte supuestamente robada medía veinticinco centímetros por la parte más estrecha, por lo que era literalmente imposible que la hubieran sacado por la ventana; y si la puerta tampoco fue forzada, la caja fuerte no pudo salir de la casa, de ahí que los agentes llegaran enseguida a la conclusión de que el robo, tal y como había sido denunciado no se produjo.
Posteriormente la imputada tampoco pudo demostrar que poseyera realmente ni las joyas ni los objetos cuyo robo denunció.
La Guardia Civil también ha averiguado que acudió a la compañía de seguros a pedir una indemnización por el robo pero curiosamente no se le tramitó parte alguno porque carecía de seguro por no pagar los recibos correspondientes.
Por todo ello, los agentes volvieron a citar a la denunciante para aclarar algunos de estos puntos expuestos, pero como no pudo, le imputaron un delito contra la Administración de Justicia por simulación de delito y se le llamó a un abogado de oficio para que la asistiera durante su declaración. Tras prestarla quedó en libertad y a disposición del Juzgado de guardia de Granada.
EN ALFACAR
También por simulación de delito, un hombre de 44 años de la localidad de Alfacar ha sido puesto a disposición judicial en calidad de imputado no detenido, tras denunciar ante la Policía Local que le habían forzado la puerta de su vehículo, cuando en realidad solo se trataba de una avería mecánica.
No obstante, antes de denunciar los falsos daños en su vehículo ante la Policía Local, el imputado acudió al acuartelamiento de la Guardia Civil de Alfacar a denunciar porque necesitaba el justificante de haber denunciado para que el seguro le cubriera la reparación y los guardias civiles que le atendieron le dijeron que no procedía porque resultaba evidente que no había forzamiento alguno.