Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Así encontró un empleo el sin techo que no pedía dinero, sino trabajo

El sin techo que consiguió trabajoRedes sociales

Frederick Callison era una de esas miles de personas que deambulaban sin hogar por las calles de Sacramento (California). Pasaba la mayor parte del día a las puertas de un supermercado, donde no solo pedía comida,  sino también trabajo. Tras años esperando que sus ruegos diesen frutos, consiguió un empleo. 

Dos años es el tiempo que ha estado Callison repartiendo su currículum a las puertas de un supermercado. Su vida ha dado un giro de 180º gracias a Michael Martee, la persona que fue capaz de ver no sólo era una persona sin hogar. “Cuando le pregunté si podía ver su currículum, me dio una hoja y luego me empezó a contar su experiencia como si fuese una entrevista”, ha narrado Marteen, según recoge ‘Upsocl’.  
Callison había sido cocinero y se había mudado a sacramento en busca de un puesto en el Ejército de Salvación. Sin embargo, no tuvo suerte y no consiguió el empleo, lo que le llevó a la mendicidad. Sin embargo, aunque la fortuna se hizo esperar, llegó, ya que Marteen había trabajado en una empresa de catering  y tenía contactos en el sector de la restauración. Decidió compartir su historia en Facebook y no tardaron en llegarle ofertas.
Un restaurante de pizzas le dio un puesto como cocinero e, incluso, le consiguieron ropa y un lugar donde dormir mientras recuperaba su situación económica. Callison estaba tan agradecido con el gesto que se estudió el menú del establecimiento en una sola noche para poder dar lo mejor de sí mismo.