Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los sindicatos médicos niegan que vayan a librar a sus pacientes del pago de algunos de los fármacos desfinanciados

La CESM critica a Sanidad por no haber contado con los médicos para decidir el listado de fármacos desfinanciados
El secretario general de la Confederación Estatal de Sindicatos Médicos (CESM), Francisco Miralles, ha negado que algunos compañeros de profesión puedan ayudar a sus pacientes a librarse de pagar el importe íntegro de aquellos medicamentos desfinanciados por el Ministerio de Sanidad pese a no cumplir las excepciones fijadas por el departamento de Ana Mato.
Así lo ha asegurado en declaraciones a Europa Press después de conocer que 97 de los 417 medicamentos que a partir del próximo 1 de septiembre saldrán de la financiación pública tienen ciertas excepciones en las que el ciudadano podría evitar su pago íntegro como hasta ahora.
En concreto, y según ha explicado el director general de la Cartera Básica de Servicios del Sistema Nacional de Salud y Farmacia, Agustín Rivero, cada grupo de medicamentos desfinanciados se seguirán financiando en el caso de determinadas enfermedades graves o crónicas.
De este modo, en el caso de los pacientes con cáncer se financiarán los antagonistas del receptor opioide periférico y, en caso de presentar tos persistente, los alcaloides del opio y derivados.
Esto da al médico la última palabra sobre el importe final que su paciente deberá abonar en la oficina de farmacia por estos 97 medicamentos, algo a lo que se opone Miralles. "El médico no está para decidir que prestaciones tiene que pagar o no el ciudadano, el sistema debe tener una cartera de servicios clara, que incluya las cosas que financia y no financia", advierte.
Pero además, también abre la puerta a situaciones fraudulentas de las que el máximo responsable de la CESM no contempla. Aunque ha asegurado que la profesión médica "siempre está del lado del paciente", ve poco probable que el médico vaya a entrar en un posible fraude y recete un fármaco a pacientes que no cumplan las excepciones marcadas. "Y el ciudadano tampoco", ha aclarado.
No obstante, sobre lo que sí tiene dudas es de que esta medida no vaya a generar problemas de salud en algunos casos pese a que los fármacos desfinanciados son para síntomas menores. "¿Y si ese trastorno es importante para el paciente y no tiene dinero para pagarlo?", se ha preguntado.
Además, ha criticado que Sanidad haya definido el listado de medicamentos que van a salir de la desfinanciación pública sin haber contado con la profesión médica. "Son decisiones que no entendemos y que se han tomado sin contar con la profesión, sin ni siquiera habernos preguntado", ha concluido.