Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El sol, un peligroso enemigo tomado sin control

Lo recomendable es utilizar protección de al menos 50.telecinco.es
En verano casi todo el mundo busca el bronceado, aunque tomar el sol sin control genera problemas para la salud. Empezando por el temido cáncer de piel y siguiendo por el envejecimiento cutáneo prematuro, las quemaduras, irritaciones y alergias. 
El director general de la Asociación para el Autocuidado de la Salud (anefp), Rafael García, explica que el cáncer de piel es una de las consecuencias graves de la exposición excesiva más conocida entre la gente. Sin embargo, ha señalado que hay expertos que también vinculan el cáncer de mama y el de pulmón a las radiaciones solares. Los rayos UVC, que de momento no llegan a traspasar la capa de ozono, son la causa.
Rafael García advierte que "si el precio que hay que pagar por la estética y belleza del moreno es la salud, no compensa". Por eso recomienda usar siempre una protección mínima de 50. No obstante, puntualiza que cada tipo de piel requiere un nivel de protección distinto. La raza negra prácticamente no necesita y a los hispanos les basta con aplicarse un 10 ó 20. "La piel constituye el órgano más extenso del cuerpo, protege nuestro organismo y actúa como barrera contra los agentes externos, por ello, debemos brindarle todos los cuidados necesarios para mantenerla sana", asegura.
Los soláriums, muy de moda desde hace unos años, son la alternativa para quienes no tienen la playa o la piscina cerca o para quienes desean prolongar el bronceado en el tiempo. Hay que tener las mismas precauciones y tomar los rayos UVA artificiales siempre bajo la supervisión de un profesional.
 
Los principales consejos para tomar sol adecuadamente son :
Pero no son todo inconvenientes. El sol tiene múltiples propiedades positivas para el organismo. Ayuda a la formación de la vitamina D y aporta beneficios terapéuticos en enfermedades como la osteoporosis.
  • Evitarlo entre las 12 de la mañana y las 4 de la tarde
  • Aplicar el protector adecuado media hora antes de la exposición y renovarlo cada dos -horas o después de cada baño. Hay quien incluso aconseja no tomar el Sol durante más de 40 minitos.
  • Utilizar protectores en los labios ya que esta es una zona especialmente sensible.
  • Emplear gafas de Sol
  • Evitar productos cosméticos, perfumes y lociones con alcohol
  • No exponer al Sol ni mucho ni en las horas de máxima insolación a los menores de 3 años
  • Hidratar muy bien el cuerpo con baños y bebiendo mucha agua