Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El tiempo soleado y las temperaturas de más de 20ºC se mantendrán hasta Sábado Santo

El buen tiempo, con cielos poco nubosos, sobre todo por las mañanas, y las temperaturas máximas superiores a 20 grados centígrados en la mayor parte del país se mantendrán, al menos, hasta el Sábado Santo, cuando las lluvias empezarán a afectar a parte del territorio y se extenderán a la mayor parte de España entre el Domingo de Resurrección y el Lunes de Pascua.
Así lo ha explicado a Europa Press la portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), Ana Casals, que espera que el miércoles y el jueves de esta semana sean muy parecidos y que predominen los cielos poco nubosos en la Península y Baleares. Mientras, en Canarias podría haber chubascos en las islas más occidentales.
Sin embargo, ha añadido que durante la tarde se desarrollará nubosidad de evolución en el interior peninsular que podría dar lugar a chubascos y tormentas. En concreto, el Miércoles Santo serán más probables en el interior de Galicia y cordilleras Cantábrica e Ibérica, mientras que el Jueves Santo se restringirán al sur del sistema Ibérico.
Respecto a las temperaturas, ha precisado que este miércoles ascenderán en uno o dos grados centígrados en el tercio oeste peninsular, salvo en Galicia y Asturias donde no variarán y descenderán en la costa de Cataluña y Comunidad Valenciana en la misma medida.
Sobre los termómetros en Jueves Santo, ha dicho que se mantendrán en toda la Península excepto en el extremo norte peninsular, parte de Burgos y Navarra, donde bajarán ligeramente. "Se trata de variaciones ligeras, de uno o dos grados", ha comentado.
Los vientos soplarán flojos el miércoles y el jueves aumentarán a moderados en el Estrecho y litoral de Alborán, donde soplarán de componente este.
Casals ha indicado que el Viernes Santo seguirán predominando los cielos poco nubosos y que volverá a aumentar la nubosidad vespertina por la tarde, de modo que podría haber algún chubasco o tormenta en el interior de Galicia y algunas lluvias en el noreste de Cataluña.
Respecto a las temperaturas, ha manifestado que ascenderán ligeramente en el área mediterránea pero no solo donde habían descendido el Jueves sino también en el extremo sureste, como Murcia, Almería, Málaga o Granada. El viento, este viernes, soplará de poniente moderado.
TERMÓMETROS DE 30ºC
"El jueves y el viernes va a hacer calor, sobre todo en algunos puntos de la meseta sur, como en el oeste de la meseta sur, Andalucía occidental y Extremadura, donde se podrán alcanzar los 30 grados centígrados y, en gran parte del país se superarán las máximas de 20 grados centígrados", ha valorado.
De cara al Sábado Santo, la portavoz de la AEMET ha indicado que hay mayor incertidumbre en la predicción pero que parece que una baja situada en el oeste y otra situada en la actualidad en el Golfo de Génova que retrocederá al este. Esto, según apuntan algunos modelos, provocará que lo más probable es que haya una entrada de aire atlántico por Galicia y que aumente la nubosidad en la mitad norte aunque al principio del día los cielos estarán poco nubosos.
Esto significa, según Casals, que las precipitaciones serán probables en el extremo noroeste y en el extremo noreste, es decir, en Galicia y en Cataluña, aunque podrían registrarse en toda la mitad norte peninsular. Sin embargo, ha dicho que serán "muy poco probables" en la mitad sur peninsular y en ambos archipiélagos.
El sábado las precipitaciones comenzarán a descender en toda la Península, salvo en el extremo sureste peninsular, como Almería, Murcia, Málaga, Granada, sobre todo en las zonas costeras y el viento soplará del oeste, aunque no será fuerte.
Finalmente, ya de cara al Domingo de Resurrección y el Lunes de Pascua, ha indicado que se impondrá una situación meteorológica atlántica, lo que dará una probabilidad alta de que llueva casi en cualquier punto de la Península y Baleares, aunque con mayor probabilidad en las vertientes atlántica y cantábrica.
También en Canarias aumentará la probabilidad de precipitaciones a partir del Lunes de Pascua, especialmente en el norte de las islas y en el oeste del archipiélago.