Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El bebé sometido presuntamente a malos tratos se encuentra "estable" y bajo custodia de la Región de Murcia

La Región de Murcia registró en 2013 un total de 120 casos de maltrato, y "no existe un maltratador 'tipo'"
El bebé de siete meses que fue sometido presuntamente a maltrato infantil por parte de sus padres el 7 de enero en Murcia está bajo la custodia de la Comunidad Autónoma y se encuentra "estable y evoluciona bastante bien", según ha informado el director general de Política Social, Leopoldo Navarro.
En declaraciones a Onda Regional recogidas por Europa Press, Navarro ha señalado que los especialistas del Hospital Virgen de la Arrixaca determinaron que las lesiones eran "perfectamente compatibles con maltrato", por lo que "se activó el protocolo, se notificó a la Fiscalía y los padres fueron detenidos con carácter inmediato".
Los progenitores, una mujer de 19 años y un hombre de 20 años, fueron puestos a disposición judicial, pero quedaron en libertad "bajo fianza", con la obligación de comparecer ante el juzgado periódicamente.
El servicio de protección de menores de la Comunidad Autónoma les ha dado "trámite de audiencia" y, de momento, tiene asumida la tutela. Una vez que el bebé sea dado de alta en el hospital, la Administración regional determinará si el niño pasa a una familia de acogida temporal o si en el entorno de la pareja hay algún familiar que se pueda hacer cargo de él.
A partir de eso, Navarro ha confirmado que arranca un protocolo que está "absolutamente estandarizado y que funciona razonablemente bien". Destaca que hay unos sistemas de protección y de formación de los profesionales que "ha sido objeto de reconocimiento por la Red europea de salud de la infancia y familia".
"A nosotros lo que nos preocupa es que se pueda detectar el maltrato o el indicio de maltrato de la forma más temprana posible para que podamos intervenir de manera inmediata", ha asegurado el director general.
La estadística de casos que se producen en la Región de Murcia es "muy diversa", según ha reconocido Navarro, pero ha puntualizado que en 2013 "se abrieron unos 120 casos de posible maltrato", pero ha especificado que "muy pocos de ellos" presentaban "la gravedad" del caso actual.
Respecto al destino del niño, Navarro ha señalado que la primera intención de la Dirección General ante un caso de posible maltrato es intentar que la situación de los padres "se normalice" y, si se consigue, que el niño vuelva con ellos.
En caso contrario, la Comunidad "siempre busca la alternativa de recurrir a la familia extensa que se pueda hacer cargo del menor". Si todo esto no es posible, Navarro afirma que se recurriría a un procedimiento preadoptivo. En función de cómo evolucione el caso, el niño sería adoptado o cabe la posibilidad de que retorne al sistema familiar.
No obstante, concreta que "cada caso es un mundo" y, desde luego, ha remarcado que la tutela es de la Comunidad Autónoma "hasta que termine el procedimiento, sea cual sea su resultado".
Navarro ha afirmado que las estadísticas son "siempre muy engañosas" y "no hay un maltratador 'tipo'". No obstante, manifiesta que hay factores que influyen como, por ejemplo, la edad, ya que cuanto más jóvenes son los padres "es más difícil controlar los impulsos, también los que tienen que ver con la crianza de los niños".
"Desgraciadamente, el maltrato se da en cualquier capa social y en cualquier situación, da igual que sean matrimonio, pareja de hecho o parejas del mismo sexo. No hay una tipología específica del maltratador, aunque es verdad que hay situaciones más proclives", ha señalado.
En este sentido, ha subrayado que es "más fácil" que se produzca el maltrato en aquellas personas que han sido víctimas de maltrato en su infancia, ya que "hay un componente cultural donde admiten perfectamente el castigo físico, pero desde luego nunca llegando a estos extremos".