Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El tiempo seco y la subida de los termómetros se mantendrá hasta el sábado, cuando llega un frente que afectará al norte

El buen tiempo, seco y estable, con cielos poco nubosos o despejados se mantendrá hasta el sábado, cuando se prevé la entrada de un frente que afectará al extremo norte peninsular, según la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), que prevé que los termómetros seguirán subiendo.
El portavoz adjunto de la AEMET, Modesto Sánchez, ha explicado a Europa Press que este miércoles y jueves puede producirse algún chubasco en el entorno del Ebro, Cataluña y Pirineos, mientras que en el resto del país "seguirá el buen tiempo".
De cara al sábado, ha anunciado que llegará un frente que afectará a la mitad norte, pero especialmente a Cantábrico y a Pirineos y, quizá, aunque con menor intensidad podría haber alguna precipitación en Castilla y León y Madrid. "Donde más lloverá será en Galicia, Asturias, Cantabria, País Vasco y Navarra", ha comentado Sánchez, que prevé que el domingo se mantendrán algunos chubascos.
A partir del domingo espera que vuelvan los cielos soleados y poco nubosos junto con las "buenas temperaturas", al menos hasta el martes, cuando podría llegar un nuevo frente que afectaría a los dos tercios septentrionales de la Península Ibérica.
Respecto a las temperaturas, ha señalado que seguirán subiendo hasta el fin de semana, de modo que el sábado podría haber algunas máximas en zonas de Aragón y de Andalucía que lleguen a 34 grados centígrados. "Serían los datos más significativos de los últimos quince días", ha admitido.
Así, ha añadido que el domingo se espera un descenso en toda la Península, tanto de las máximas como de las mínimas de uno o dos grados centígrados y, en el caso de Pirineos y otras zonas de montaña de unos seis o siete grados centígrados, aunque "seguirán siendo temperaturas normales para la época".
Asimismo, ha precisado que en Levante, que no estará afectado por el frente, las temperaturas podrán alcanzar el domingo 35 grados centígrados en la Comunidad Valenciana y en Murcia, que son "lógicas para esta época del año".
Sánchez ha pronosticado que el sábado el mercurio llegará a los 28 o 30 grados centígrados en Madrid y Toledo; a 33 o 34 grados centígrados en Sevilla; a 32 o 33 grados centígrados en Zaragoza; a 28 grados en Orense; a 25 o 26 grados centígrados en Cantabria; a 24 o 25 grados centígrados en Valladolid y a 18 o 20 grados centígrados en León.
De momento, ha confirmado que la predicción prevista para esta semana, que indicaba anomalía negativa de precipitación y de uno a dos grados centígrados más de temperatura de lo normal, "se está cumpliendo" y ha comentado que la próxima semana se espera un poco más de lluvia de lo normal y temperaturas algo más frescas.