Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El fiscal ve indicios suficientes contra Bárcenas y Merino y pide al Supremo que investigue

El diputado popular Jesús Merino. EFE/Archivotelecinco.es
La Fiscalía Anticorrupción ha entregado al juez instructor del "caso Gürtel", Antonio Pedreira, un informe en el que aprecia "implicaciones suficientes" en la supuesta trama de corrupción del senador del PP Luis Bárcenas y del diputado Jesús Merino, y pide que el caso se eleve al Tribunal Supremo.
Así lo han confirmado a Efe fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM), que han señalado que Pedreira recibió a comienzos de esta semana el informe y que en estos momentos lo está estudiando antes de elevar una exposición razonada al Supremo, lo que podría hacer mañana mismo o a comienzos de la próxima semana.
Los indicios de la implicación en la supuesta trama de corrupción dirigida por Francisco Correa de Bárcenas, que además de senador por Cantabria ocupa el cargo de tesorero nacional del PP, le habían parecido hasta ahora insuficientes a Anticorrupción para solicitar que la causa se remitiera al Supremo, pero la situación ha cambiado tras recibir un nuevo informe de la Agencia Tributaria.
Hacienda, según informa hoy el diario El País, considera acreditado que tanto Bárcenas como Merino cobraron importantes cantidades de dinero de la organización de Correa que no declararon al fisco.
En un auto notificado el pasado 31 de marzo, antes de inhibirse en favor de los Tribunales Superiores de Madrid y de Valencia, el juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón señaló que Bárcenas había recibido un total de 1.353.000 euros de la trama a cambio de mediar en la adjudicación de obras y de dar a las empresas de Correa contratos para la organización de actos del PP.
El juez explicaba que aunque las referencias a Bárcenas que figuraban en la denuncia que dio origen a la investigación no eran suficientes para relacionarle con los hechos, el análisis de la documentación intervenida en poder del contable de la organización criminal investigada y los informes policiales permiten "sostener la afirmación de su inclusión en la organización referida".
De hecho, el magistrado aseguraba que Bárcenas disponía de un "archivo personal" en la contabilidad B que llevaba la trama dirigida por Correa, en la que se le identifica como L., L.B. o, en ocasiones, "el cabrón".
"La expresión 'el cabrón' aplicada por los imputados a Bárcenas estaría acreditada por la declaración judicial de uno de ellos en la investigación", decía Garzón, que añadía que esta persona justificó el apelativo "porque no les daba trabajo y les había cortado el que tenían".
Las primeras entregas de dinero se remontan a finales de los años noventa y, según el juez, son operaciones que "se refieren a la campaña electoral en Galicia en el año 1998".
Por su parte, Merino -diputado del PP por Segovia y ex vicepresidente de la Junta de Castilla y León- habría recibido pagos por valor de más de 200.000 euros, según la "contabilidad B" de la trama dirigida por Correa.