Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

¿Es el sujetador un aliado del cáncer de mama?

Según este doctor, la presión que puede ejercer dicha prenda sobre las glándulas mamarias entorpece el drenaje linfático y esto lleva a aumentar el riesgo de sufrir patologías relacionadas con esta enfermedad.

Es más, aporta datos concretos como que las mujeres que llevan sujetador durante todo el día tienen entre 3 y 4 veces más probabilidades de desarrollar un cáncer de mama.

Se desconoce el factor desencadenante

Pero, nada más lejos de la realidad. Para empezar hay que dejar claro que, a día de hoy, "se desconoce cuál es el factor desencadenante", tal y como nos explica el ginecólogo Gerardo Ventura Serrano.

Tan sólo "en un 5 o 10 por ciento" se observa una causa genética. Es decir, que influye el hecho de que haya padecido este tipo de cáncer "la abuela, la madre, etcétera", añade. Esto, por supuesto, descarta una posible correspondencia entre los sujetadores y el cáncer de mama. "No existe ningún tipo de relación", asegura.

Ni siquiera los desencadenantes de los que tanto se ha hablado, hasta el momento, como es el tipo de dieta que se lleva, el consumo de ciertas sustancias, el tabaquismo o la obesidad tienen relación con esta enfermedad, según el doctor Serrano.

La importancia de usar un sujetador adecuado

Lo anteriormente dicho no resta importancia al hecho de que se debe usar un sujetador adecuado. Y esto no es ni más ni menos que tener en cuenta que esta prenda tiene una función y no nos podemos centrar únicamente en su lado estético.

Además de elegir la talla correcta porque "cada mama es distinta", comenta Serrano.

El uso de un sujetador más pequeño de lo que debiera puede llevar a provocar alteraciones inflamatorias y si es más grande, se pueden producir lesiones ligadas al peso propio de las mamas.

La clave: un diagnóstico precoz

Es importante realizar periódicamente autoexploraciones, ya que más de un 90% de los bultos mamarios son detectados por la propia paciente.

Si ese es el caso, lo que se debe hacer es acudir inmediatamente al médico, ya que en etapas tempranas, el cáncer de mama se llega a controlar en un 95% de los casos.

El cáncer de mama es el más frecuente entre las mujeres de todo el mundo. En España se diagnostican unos 16.000 nuevos casos al año, según datos de la Asociación Española contra el Cáncer.