Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las nuevas tecnologías mejoran la seguridad y precisión en las intervenciones de catarata

Diferentes expertos han destacado la importancia de las nuevas tecnologías para mejorar la seguridad y precisión en las intervenciones de catarata, en un encuentro organizado por el Instituto Alcón en el marco del 31 Congreso de la Sociedad Española de Cirugía Ocular Implanto-Refractiva que se celebra en Murcia.
En este sentido, el jefe del Servicio de Oftalmología del Hospital de Donostia, Javier Mendicute, ha destacado que la cirugía faco-refractiva es "un mundo cambiante" debido a una rápida incorporación de nueva tecnología diagnóstica y terapéutica, por lo que "es necesario estar constantemente renovando equipos y adquiriendo nuevos conocimientos".
En esta línea, en la jornada se han abordado aspectos clave de la cirugía, el acceso a las tecnologías más avanzadas, entre ellas el láser de femtosegundos o femtofaco, los marcadores digitales o el aberrómetro intraoperatorio, y cómo estas afectan a los aspectos básicos de la intervención.
Asimismo, se han tratado temas relacionados con la oftalmología y la reputación, en referencia al buen uso de la información, la publicidad y el marketing como herramientas de transmisión del conocimiento.
"Los avances tecnológicos son instrumentos en manos del cirujano para conseguir unos resultados óptimos. El esfuerzo añadido que conllevan para el cirujano, ya que suponen una mayor inversión, más medidas preoperatorias, más cálculos, la necesidad de ser excelentes en la cirugía, etc, merecen la pena, pues los resultados son motivo de satisfacción tanto para profesionales como pacientes", ha indicado este experto.
La cirugía faco-refractiva permite corregir un problema de catarata y eliminar los defectos refractivos como la miopía, la hipermetropía, el astigmatismo y la presbicia. La cifra de intervenciones quirúrgicas para solucionar problemas de cataratas alcanza cada año en España las 350.000 operaciones.
Además, se estima que el 11,1 por ciento de la población española (sin contar amétropes) se somete a algún tipo de operación para la corrección de sus problemas refractivos, lo que representó en 2012 unas 125.000 cirugías refractivas.