Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El teléfono para atender casos de acoso escolar estará listo para el próximo curso

El ministro de Educación descarta regular las novatadasInformativos Telecinco
El teléfono para atender casos de acoso escolar previsto en el Plan Estratégico de Convivencia Escolar no estará en funcionamiento hasta el próximo curso, según ha admitido el ministro de Educación, Cultura y Deportes, Íñigo Méndez de Vigo.
El titular de Educación ha explicado, en una entrevista en RNE recogida por Europa Press, que el servicio será un número 900 totalmente gratuito y cuyo plazo de licitación finalizará el próximo 4 de marzo. Ha reconocido, sin embargo, que "será difícil" que pueda estar operativo en los próximos meses y su funcionamiento "será para el curso que viene, porque esto lleva un tiempo y es importante que padres y docentes sepan que se está trabajando".
Ha insistido, no obstante, en la importancia de este servicio para "sensibilizar a la gente y acabar con este grito silencioso; con la violencia tolerancia cero".
Méndez de Vigo ha reiterado que el Plan de Convivencia Escolar incluye la elaboración de protocolos de convivencia, una guía de padres y un registro estatal de convivencia "porque no hay datos". Igualmente, el ministerio pretende convocar un congreso estatal de convivencia, así como mejorar la formación del profesorado en esta materia y crear un manual de acoso a las víctimas.
En cuanto a la posibilidad de un pacto educativo, Méndez de Vigo ha admitido que "es lo que pide la gente en la calle" y ha recordado que en sus contactos con la comunidad educativa "las posiciones no están tan alejadas" por lo que, a su entender "es posible y deseable hacerlo".
En su opinión, éste sería uno de los aspectos a considerar "dentro de un proyecto de una gran coalición política porque sería lo que quieren los españoles, que España siga en la senda de las reformas". A su juicio, es necesario afrontar dos temas que 2no están bien resueltos, que es el absentismo escolar y preparar bien a los alumnos para la vida".
En cuanto a la asignatura de religión, no cree que pueda ser una línea roja para llegar a acuerdo en materia educativa con otras fuerzas políticas. "No creo que sea un elemento que impida conseguir el acuerdo, porque la forma en la que está regulada en la LOMCE es buena, se respeta la libertad de los padres en uno y otro sentido y en las conversaciones privadas que he tenido con consejeros nadie me ha planteado el tema de la religión", ha explicado el ministro.
El titular de Educación considera que para que haya acuerdo "las partes tienen que querer" y, aunque "no hay diferencias insalvables entre unos y otros, no hubo voluntad".
En su opinión, la LOMCE puede "ser discutible" pero ha cuestionado que se deroguen todas las reformas que hace un Gobierno por entender que no corresponde a una "madurez democrática". En este sentido ha asegurado que la Ley educativa ha tenido cosas positivas como la reducción del abandono escolar "y, si se acaba con ella de un plumazo, también se termina con las cosas buenas".
En cuanto a la propuesta de poner en marcha un MIR para los profesores, Méndez de Vigo ha reconocido la necesidad de poner a los docentes "en el centro" del sistema. "La formación del profesorado es muy importante y cómo hacelo es un tema que tenemos que discutir".