Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La subida de temperaturas desde mañana acompañan un inicio de año sin heladas

Las temperaturas continuarán en ascenso durante los próximos jueves y viernes, cuando no se esperan heladas, según la predicción especial de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) para las fiestas de Navidad.
Tanto el miércoles como el jueves se esperan nuevos frentes atlánticos que afectarán al Noroeste de la Península, así como al área de los Pirineos, que se alternarán con períodos de estabilidad, mientras que también se producirán precipitaciones débiles a moderadas en el cuadrante Noroeste, que serán más persistentes en el Oeste de Galicia y de la Meseta Norte y del Sistema Central.
Las precipitaciones, de carácter débil a disperso, se expandirán hacia el Este y serán poco probables en la zona mediterránea, aunque no se contempla que afecten al litoral Sureste ni a Baleares. Además, la cota de nieve se situará entre 1.800 y 2.000 metros y en Canarias se prevé que continúe el tiempo estable con cielos poco nubosos y vientos moderados del Noreste.
El sábado, por su parte, se prevén nuevos frentes atlánticos en el oeste peninsular, y serán más intensos que en días anteriores y afectarán a la mayor parte de la Península y a Baleares, con lluvias y chubascos moderados, ocasionalmente acompañados con tormentas en la zona Norte y al final de la jornada en Baleares.
El viento será fuerte en muchas zonas peninsulares, en general de componente oeste, con intervalos de muy fuerte en Galicia y Cantabria y moderado con rachas muy fuertes en el resto peninsular. Las temperaturas está previsto que desciendan de forma moderada y la cota de nieve pasará a 800 ó 1.000 metros en el cuadrante Norte y Pirineos occidentales, así como a entre 1.000 y 1.300 metros en el resto de zonas.
El último día de la semana es muy probable que haya tiempo estable en gran parte del país, salvo en Galicia y Pirineos occidentales, donde se producirán precipitaciones localmente moderadas y tampoco se descarta algún chubasco ocasional en otras zonas de la mitad Norte peninsular. Las temperaturas comenzarán a ascender por el Noroeste peninsular y en Canarias tiempo estable, mientras que en Baleares persistirá la inestabilidad durante la mañana.
A partir del lunes de la próxima semana se espera que un nuevo frente atlántico llegue al Noroeste peninsular, con lluvias persistentes en Galicia. Se prevé también una subida generalizada de las temperaturas con predominio de vientos del Sur y se prevé tiempo estable en Canarias.