Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las temperaturas seguirán frescas, al menos hasta el domingo, y permanecerá la inestabilidad en el norte y este

Las temperaturas seguirán más frescas de lo normal, al menos hasta el domingo, aunque empezarán a ascender desde el oeste de la Península de forma progresiva, de modo que hasta el sábado no se superarán los 18 o grados centígrados en la mitad norte peninsular y los 24 grados centígrados en la mitad sur.
Según ha explicado la portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), Ana Casals, este viernes subirán de uno a dos grados y el sábado de 2 a 4 grados en buena parte del país, mientras que el ascenso en Cataluña será notable, hasta que el domingo subirán en todas las zonas excepto en el sureste peninsular y el lunes en el tercio norte. en la costa oriental del cantábrico el domingo podrían alcanzar unos 20 grados centígrados.
En todo caso, espera que las temperaturas acordes a esta época no se recuperen hasta el martes o el miércoles de la próxima semana aunque no se volverá a 40 grados centígrados en el valle del Guadalquivir "por el momento".
En cuanto a las precipitaciones, Casals ha pronosticado que la inestabilidad se mantendrá en gran parte de la Península este viernes, especialmente en el Cantábrico, Pirineos, Galicia, puntos de Castilla y León, el sistema Ibérico y Central, así como en Cataluña, donde podrá llover por la mañana. Ya por la tarde la inestabilidad afectará a casi toda la mitad norte.
Respecto al sábado, ha adelantado que el tiempo seguirá igual y se mantendrán los chubascos acompañados de tormentas en Cantabria, País Vasco, Asturias, el cuadrante noreste y la Comunidad Valenciana y Baleares.
Asimismo, estima que durante la primera mitad del domingo seguirán las precipitaciones en el Cantábrico oriental, Pirineos y Baleares y se irán reduciendo, de modo que durante la segunda mitad de la jornada quedarán restringidas al Cantábrico oriental y Pirineo occidental. En el resto del país, los cielos estarán poco nubosos o con nubes altas, tanto el sábado como el domingo.
Casals ha apuntado que la inestabilidad irá disminuyendo a partir del lunes y del martes y se recuperarán las temperaturas, de modo que confía en que "hará mejor" ya que los cielos quedarán poco nubosos o despejados salvo algunos intervalos de nubes en el área del Estrecho y alguna precipitación débil en el extremo norte peninsular.
El miércoles volverá a inestabilizarse la mitad norte peninsular y la mitad norte de Canarias.
Por otro lado, ha comentado que en Canarias este viernes y sábado se prevén precipitaciones en el norte de las islas, aunque predominará el régimen habitual de alisios.