Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El temporal de nieve en el norte del país obliga de nuevo a cortar el tráfico en varias carreteras

El temporal de lluvia y viento que está afectando a la mitad norte peninsular, así como la nieve caída en los últimos días continúan produciendo dificultades en la red principal obligando de nuevo a cortar la circulación en varias carreteras, según informa la Dirección General de Tráfico (DGT).
De este modo, es obligatorio el uso de las cadenas o bien los neumáticos de invierno en los puertos de montaña de Pontón (León) y San Glorio, entre León y Cantabria.
Asimismo, está prohibida la circulación a los vehículos pesados en la N-621, en León; en Burgos, en la N-623 a la altura del municipio de Masa y en la N-627 desde Sotopalacios hasta Fuencaliente de Lucio; y en Lleida, en la N-230, entre Viella y Villirana. La lluvia ha obligado a cortar también la N-634 en La Espina, Asturias.
Además, en la red secundaria hay cerrados varios puertos de montaña y son obligatorias las cadenas en más de 35, especialmente en las provincias de Burgos, León, Asturias y la comunidad cántabra.
Por último, debido a los desprendimientos permanecen cortadas dos carreteras principales, la A-66 en Baños de Montemayor (Cáceres) sentido Salamanca; y la N-634, en la zona de La Espina. También, debido a las fuertes rachas de viento, está cortada en Girona la N-269, en Portbou.