Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El temporal remite el miércoles y el próximo fin de semana las temperaturas serán plenamente primaverales

El temporal de invierno irá remitiendo progresivamente hasta el miércoles, cuando comenzarán a subir las temperaturas y a estabilizarse la atmósfera hasta que el fin de semana se alcancen valores plenamente primaverales, ya que los termómetros subirán unos 10 grados centígrados el domingo respecto al miércoles, según la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET).
La portavoz de la AEMET, Ana Casals, ha explicado a Europa Press que los avisos de riesgo por nevadas, temperaturas mínimas o fenómenos costeros pero remitirán a partir del miércoles remitirán y comenzarán a subir las temperaturas. El jueves y el viernes pueden producirse precipitaciones en el norte y el sábado hará "muy buen tiempo en la mayor parte del país".
Más inmediato, este martes comenzarán a descender las temperaturas nocturnas y subirán las máximas en la mitad este y en el noroeste pero cuando más ascenderán los termómetros será a partir del miércoles y esa será la tendencia hasta el lunes, ya que día a día seguirán incrementándose, especialmente el sábado y el domingo. "Este será un fin de semana de temperaturas primaverales que se mantendrán al menos hasta el lunes", ha comentado.
En concreto, la portavoz espera que el martes seguirán las precipitaciones en el norte y Pirineos, Baleares y en el norte de las islas Canarias y en la cordillera penibética. En el resto del país se prevén cielos despejados y las temperaturas ascenderán en Levante y descenderán en Pirineos y Baleares. Las mínimas bajarán.
Además, espera que nieve a partir de 300 a 700 metros en el Cantábrico y en cualquier cota en Pirineos y seguirá soplando el viento fuerte con rachas muy fuertes en el noreste, Baleares y Canarias y especialmente en la desembocadura del Ebro. Las temperaturas serán significativamente bajas en las zonas altas del centro peninsular.
Las precipitaciones podrían afectar a otros puntos del norte y al sistema Ibérico y en el resto del país se esperan cielos poco nubosos.
La portavoz ha indicado que el miércoles las temperaturas serán significativamente bajas en algunas zonas del norte de la Península como Huesca o Lérida y los cielos estarán nubosos o cubiertos en el extremo norte, al tiempo que las precipitaciones serán intensas en Pirineos y localmente persistentes en el Cantábrico occidental y no se descartan precipitaciones débiles y dispersas en otros puntos de la mitad norte. También puede esperarse en Baleares mientras en el resto del país los cielos estarán poco nubosos o alguna nube alta.
La cota de nieve se situará entre 1.200 y 1.600 metros y habrá aviso de riesgo por nevadas en Navarra, pero podría nevar también en otras zonas. En el área cantábrica occidental, la cota bajará hasta los 700 a 800 metros; en Pirineos de 600 a 800 metros y en el sistema Ibérico y Central puede bajar de 700 a 800 metros.
Por otro lado, las temperaturas diurnas subirán en la mayor parte del país y ese ascenso podrá ser notable (6 a 9 grados centígrados) en el área Mediterránea y Pirineos.
Las nocturnas seguirán bajas y no cambiarán demasiado, con heladas en el interior de la mitad norte y mitad este que serán más intensas cuanto más altas. Los vientos soplarán fuertes en el nordeste de Cataluña, bajo Ebro, Baleares, Cantábrico y Pirineos y en Canarias.
MÁS DE 25ºC EN LEVANTE
En cuanto a las temperaturas, Casals ha destacado que el miércoles las máximas oscilarán entre 0 y 8 o 10 grados centígrados en la mitad norte y alguno más en el oeste de Castilla y León mientras el domingo se pasará de los 15 y se rozarán los 20 grados centígrados en la meseta norte y en zonas del este peninsular, como Valencia este lunes tendrán unos 14 grados y el domingo se situarán en torno a 25 grados centígrados.
En todo caso, ha subrayado que la subida será "más que notable de aquí al próximo lunes" ya que puede haber diferencias de unos 10 grados centígrados o más entre el miércoles y el domingo.
Respecto al jueves, prevé que en el Cantábrico oriental se produzca alguna precipitación que podrá ser localmente persistente en Pirineos y algún chubasco débil en Baleares y extremo norte, sistema Central, Ibérico, Melilla y en el resto de Baleares y en el norte de las islas Canarias de mayor relieve.
En el resto del país se esperan cielos poco nubosos o alguna nube alta y no nevará por debajo de 800 a 1.200 metros. Ese día ascenderán las temperaturas nocturnas y las heladas se restringirán a zonas altas y al oeste de Castilla y León. Las heladas débiles afectarán al interior de la mitad norte y mitad este. En cuanto al viento, ha señalado que soplará fuerte en el noroeste peninsular y en Baleares y en las islas Canarias occidentales.
Sobre el viernes la portavoz espera cielos nubosos o cubiertos en el Cantábrico oriental, alto Ebro y Pirineos y podrán ser localmente persistentes. También puede haber alguna precipitación en el sistema Ibérico y en Baleares pero en el resto del país el tiempo será estable.
Los termómetros volverán a subir en la Península y Baleares y las heladas serán débiles en la mitad norte y este peninsular. Los vientos tendrán intervalos fuertes en el nordeste de Cataluña y Menorca.
De cara al domingo y lunes, Casals ha adelantado que se espera tiempo estable y con cielos poco nubosos y sin precipitaciones en todo el país, aunque no se descarta alguna precipitación puntual en el Cantábrico oriental, Pirineos y norte de las islas Canarias de mayor relieve y nieblas en la mitad norte. Los termómetros seguirán en aumento.