Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El temporal de viento deja sin luz a miles de personas en el norte del país

Miles de personas se encuentran sin luz y agua. Vídeo: Informativos Telecincotelecinco.es
El suministro de electricidad continúa interrumpido para 58.559 usuarios gallegos, la mayor parte de ellos en la provincia de A Coruña, donde los afectados se sitúan en torno a los 37.500 abonados, según ha informado la Xunta. 
En Lugo, permanece cortado el servicio para 19.700 personas, mientras que 850 usuarios afectados no han recuperado la electricidad en Pontevedra y otros 500 siguen sin suministro en Ourense.
El presidente de la Xunta, Emilio Pérez Touriño, cifraba esta mañana el número de abonados sin luz en 100.000 y anunció más tarde que la previsión del Ejecutivo gallego es que el suministro de energía eléctrica se reestablezca "prácticamente entre la tarde y la noche del domingo". 
También en, unos 30.000 abonados de Fecsa-Endesa de 55 municipios continúan aún sin luz, casi 24 horas después de que se interrumpiera el servicio. Según la compañía, las zonas del Baix Llobregat, la Cerdanya así como las áreas de Lleida y Tarragona siguen siendo las más afectadas. Cataluña
Por su parte, cerca de 9.400 clientes de Iberdrola en Vizcaya y otros cien en Guipúzcoa continúan afectados por los problemas de suministro generados por el temporal, según los datos ofrecidos por la compañía. En un comunicado, la empresa ha informado de que se ha restablecido más del 85% del suministro en menos de 24 horas.
Caída de una 'Torre' de Arneiro
El viento, además, ha provocado la caída de las conocidas como "Torres Nazis" de O Arneiro en Cospeito (Lugo). Con una altura de más de cien metros, dos de las tres antenas que aún permanecían en pie desde que en 1940 fueran instaladas por el ejército alemán fueron tumbadas por el viento.
Las antenas pertenecían al sistema de posicionamiento Elektra-Sonne (sol eléctrico) montadas por soldados alemanes y estaba prevista su restauración mediante un convenio entre la Xunta y el Ministerio de Defensa, tal y como había afirmado el pasado mes de marzo el director xeral de Comunicación Audiovisual, Manuel José Fernández Iglesias, en una visita que había realizado a las antenas.
Hace escasas fechas se habían reforzado los vientos que las sujetaban y se limpió el terreno que las rodeaba, ya que también estaba previsto iniciar una actuación de recuperación a través de una escuela-taller.
KOD / EPF