Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

¿Una terapia contra la homosexualidad?

Dentro de un mes la titular de salud autonómica espera tener suficiente información para valorar la imposición de una sanción económica a este centro.

El psiquiatra, Joaquín Muñoz aseguró que él sigue las consignas del DSM4 para determinar qué es y explicó que trata patologías de la libertad como personas que tienen miedo a salir a la calle o volar y que acuden a él voluntariamente para superar esos miedos. Muñoz afirmó que ha tenido muchos pacientes homosexuales y que todos le confesaron que si pudiesen tomarse una pastilla para dejar de serlo lo harían.
Pero muchos de sus pacientes no están del todo contentos. Uno de ellos relata que trató de suicidarse en tres ocasiones y que los consejos de este médico, al que fue durante 11 años, eran cuando menos curiosos: jugar al fútbol o meterse en peleas, como modo de manifestar una masculinidad que lo liberaría de la supuesta patología. Su orientación sexual sigue siendo la misma.
La homosexualidad dejó de ser considerada un trastorno en 1973 por la Asociación Norteamericana de Psiquiatría, pero la Organización Mundial de la Salud la mantuvo en su catálogo de enfermedades hasta 1990.