Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El terremoto registrado hoy en Lorca (Murcia) tiene su origen en la misma falla que el de 2011

El terremoto de magnitud 3,7 grados en la escala Richter registrado este martes 3 de mayo en Lorca (Murcia) tiene su origen en la falla de Alhama, la misma que generó el gran seísmo de 2011, y que está considerada como una 'falla activa'.
Según ha explicado el presidente del Colegio Oficial de Geólogos de España (ICOG), Luis Suárez, es habitual que la falla de Alhama genere movimientos cada 'x' tiempo, y, en su mayoría, poco potentes y muy superficiales, aunque ha reconocido que "no sigue un patrón" y "nunca se sabe si va a ser como este último o como el de hace 5 años".
En este sentido, ha indicado, en declaraciones a Europa Press, que esta superficialidad y el hecho de que la zona de la falla esté cercana a muchos núcleos habitados, es lo que hace que, a pesar de ser un terremoto de apenas 3,7, acabe sintiéndose entre la población.
Suárez ha celebrado que no se hayan producido daños, pero ha advertido de la necesidad de prevenir ante estos sucesos, "para que dentro de 5 o 10 años no estemos hablando de un nuevo terremoto de Lorca" como el que se registró en 2011.
PIDE MEDIDAS PREVENTIVAS, NO CURATIVAS
Así, ha criticado que tras la tragedia, de la que se cumplen 5 años el próximo 11 de mayo, se ha "mejorado la situación" pero con "medidas curativas" y no "preventivas" a largo plazo, "como se hace en California o Japón, lugares con gran conocimiento de estos sucesos".
A su juicio, habría que actualizar la normativa y las inspecciones técnicas de los edificios, ya que "la última es de 2002 y la anterior de 1972, y hay edificios con 40 o 50 años de los que no se tiene una valoración seria de su aguante ante un terremoto". "Los ciudadanos deberían exigir estas modificaciones", ha apuntado.
Del mismo modo, ha pedido un "trabajo de difusión en colegios y ayuntamientos" de cómo hay que actuar ante un seísmo. "La gente suele salir corriendo a la calle, cuando es lo más peligroso que hay, porque puede ser golpeado con cascotes y restos que caigan de los edificios", ha explicado. Además, ha sugerido que, igual que en las habitaciones de hotel se explica qué hacer en caso de incendio, también se debería informar del comportamiento ante un terremoto.