Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El tesoro de Barbate

Ofrece infinidad de posibilidades gastronómicas. Muchas de ellas, innovadoras y con productos autóctonos. Se trata del atún rojo salvaje de almadraba. La localidad gaditana de Barbate quiere que sea un punto de referencia turístico.
Es uno de los signos de identidad de Barbate. Entre abril y agosto el atún viaja del Círculo Polar Ártico y las aguas noruegas hasta el Mediterráneo. En el Estrecho, los pescadores ejecutan un arte de pesca milenario. De los más antiguos de la Historia de la Humanidad. Se llama la almadraba.
Es una palabra de origen árabe que hace referencia al conjunto de las redes que se utilizan para acorralar al atún. Sin embargo, pese al carácter tan arcaico de todo lo que rodea al atún rojo, sobre la mesa, el pasto de la imaginación de los cocineros.
Así lo han demostrado la  carpa, de mil metros cuadrados, donde se ha ofrecido este manjar a todos los que han acercado. El fin es promocionar la localidad, pero, entre fogones, se descubren auténticas maravillas donde manda la imaginación y la innovación.  Como combinar el atún con langostino tigre de Sanlucar, aroma de azafrán y curry. AGE