Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un test detecta el riesgo de anorexia

El método es fácil y resulta muy eficaz si la persona es sincera. Se trata de una serie de siluetas entre las que los jóvenes deben elegir la más parecida a su propio cuerpo y ver si corresponde con la realidad. La prueba permite identificar si existen indicios de anorexia o bulimia.
Una de las mayores preocupaciones entre los jóvenes es su cuerpo, lo que ha incrementado gravemente en los últimos años los casos de anorexia y bulimia. Por eso, los padres que piensen que sus hijos puedan padecer esta enfermedad, ya no van a tener que alargar más su preocupación. Este sencillo test permite obtener una visión de cómo se ve la persona a sí misma, desde la silueta más delgada a la más obesa.
Este tipo de enfermedad cada vez aparece más temprano, y es que tan sólo con 8 años se han dado muchos casos. Lo más complicado de la enfermedad es que quienes la padecen tienden a aislarse, no revelan su secreto y llegan a distorsionar la realidad. Así, la persona que se somete al test sólo tiene que elegir la silueta que considera más parecida a su cuerpo para detectar el riesgo de desarrollar anorexia y bulimia.
De esta forma, el especialista podrá ver el mismo reflejo que ve el paciente en el espejo. Por lo general, son las chicas las que suelen apuntarse más kilos de los que tienen. Además, un estudio ha demostrado que el grado de insatisfacción con la imagen cada vez aparece en edades más tempranas, la mitad de los niños de entre 8 y 12 años tienen miedo a engordar y muchos de los menores que están a dieta ni siquiera tienen sobrepeso.