Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un tiburón de siete metros en la playa de Barcelona

Los bañistas de la costa catalana han acudido este sábado a la playa con temor y curiosidad. La causa es un tiburón de siete metros que ha sido avistado en el mar, aunque no es peligroso puesto que se trata de un tiburón peregrino que sólo come plancton. Aunque el tamaño del animal ha causado cuanto menos expectación en la playa.
Los últimos que han podido ver la animal han sido unos pescadores que lo han avistado a 20 metros de la costa. Por la información de los testigos el escuálido podría estar herido.
El tiburón ha sorprendido estos días a varias personas en el agua. Uno de ellos es Jordi Balcells que se llevó un buen susto cuando practicaba deporte en las aguas del puerto deportivo de Barcelona. El joven fue rescatado del mar, ya desde la lancha consiguió imágenes del tiburón.