Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los obispos piden "tolerancia cero" con los abusos pero destacan la "trayectoria educativa" de los Maristas

Los obispos han pedido "tolerancia cero" y "prevención" ante los casos de abusos sexuales, como los que se han denunciado en varios colegios de los Maristas en Barcelona pero han destacado la "inmensa trayectoria educativa" de los Maristas.
"Tolerancia cero, colaboración con la Justicia, cercanía con las víctimas, respeto exquisito a la presunción de inocencia y prevención. No tengo datos concretos del caso pero me imagino que habrá una investigación exhaustiva. Por otro lado, el superior de los Maristas tiene una trayectoria educativa inmensa", ha defendido el secretario general y portavoz de la Conferencia Episcopal Española, Jose María Gil Tamayo, al término de la Comisión Permanente de la CEE.
En este sentido, ha aprovechado para "levantar la voz en favor de las instituciones que llevan siglos defendiendo a los más débiles, sobre todo en escenarios educativos donde no hay otra presencia" y donde, a su juicio, "están desarrollando una labor importantísima".
ANTICONCEPTIVOS Y ZIKA
Por otra parte, en cuanto a las declaraciones del Papa Francisco en el avión que le trasladaba desde México a Roma, sobre el uso de anticonceptivos en situaciones excepcionales como el Zika, los obispos han mostrado su apoyo al Pontífice aunque han invitado a tener en cuenta el contexto de la pregunta, en la que los anticonceptivos eran presentados "como alternativa al aborto, que es un crimen". "No se trata de manga ancha. Es una respuesta en un contexto concreto y frente a una alternativa de muerte", ha puntualizado Gil Tamayo.
Durante la reunión de la Comisión Permanente, los obispos también han cumplido con el encargo del Vaticano de proponer varios temas para el próximo Sínodo de los Obispos, que aún no tiene fecha. Uno de los más votados para presentar al Papa ha sido el de la iniciación cristiana. Los obispos consideran que hay que insistir en la preparación al Bautismo y que hay que rescatar la verdadera importancia de la Misa, "no como un acto social" sino como un momento que implique "a toda la familia".
También han abordado durante el encuentro los preparativos para la Jornada Mundial de la Juventud de Cracovia (Polonia) para la que ya hay 21.000 españoles preinscritos y 7.000 inscritos con la Conferencia Episcopal. "Habrá una representación española muy importante", ha asegurado Gil Tamayo, para destacar que "tomarán" todo un arciprestazgo a 40 kilómetros de Cracovia. Entre los actos previstos, destaca una cita el 25 de julio en Czestochowa donde los peregrinos se reunirán con los 48 obispos españoles que ya han confirmado su presencia.