Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La tomografía es la primera prueba diagnóstica que permite reducir en un 20% la mortalidad por cáncer de pulmón

La tomografía computerizada helicoidal (TAC) de baja dosis es la primera prueba diagnóstica que permite reducir en un 20 por ciento la mortalidad por cáncer de pulmón, a través de la detección precoz, según ha afirmado el cirujano torácico y coordinador del Área de Oncología de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR), el doctor José Matilla.
La detección precoz del cáncer con los programas de cribado mediante tomografía también es imprescindible para compensar el impacto de los efectos negativos del tabaquismo en España. "Sin duda, dejar de fumar y establecer programas de cribado mediante tomografía son las estrategias clave para lograr frenar la elevada mortalidad del cáncer de pulmón. Así pues, para combatir el cáncer de pulmón es igual de importante avanzar en las técnicas de diagnóstico precoz como seguir apoyando el desarrollo de programas eficaces de control del tabaquismo en nuestro país", ha afirmado el doctor Matilla.
"El 90 por ciento de los pacientes con cáncer de pulmón son fumadores y las personas que sufren tabaquismo se convierten en perfiles prioritarios para el cribado. Conocer los avances del cribado y sus potenciales beneficios les puede ayudar a decidir de forma individualizada si se someten o no a la realización de una TAC con el fin de obtener un margen de actuación en el caso de presencia de tumores o nódulos en el pulmón", ha añadido el doctor.
Desde la SEPAR también han incidido en la importancia de promover la investigación en este campo para identificar a los sujetos que se pueden beneficiar más de estos programas de cribado y definir de una forma más precisa los perfiles de riesgo. "La rápida y constante evolución de las técnicas de imagen requiere desarrollar y potenciar investigaciones que permitan seguir avanzando en la mejora de los programas de cribado de cáncer de pulmón y en la detección precoz de forma más segura y eficaz".
En España el cáncer de pulmor es la causa de muerte del 8,3 por ciento en hombres y del 1,3 por ciento en mujeres. Tiene una superviviencia tan solo del 15 por ciento a los cinco años del diagnóstico, y por ello es importante adoptar una actitud de búsqueda activa de casos de cáncer de pulmón en fase precoz en la población de riesgo, cuando se encuentra en estadios en los que se pueden aplicar tratamientos curativos, para reducir la tasa de mortalidad.